Luis M. Baquero Rosas

Tribuna Invitada

Por Luis M. Baquero Rosas
💬 0

Los nuevos residentes de Puerto Rico

Las noticias recientes del Censo de los Estados Unidos sobre la disminución acelerada de la población de Puerto Rico a causa de la emigración de más de 200,000 boricuas hacia el estado de Florida ha llevado al estado de pánico políticos y economistas sobre las repercusiones que tendrá para nuestro futuro una Isla vacía. 

Sin embargo, nos hemos preguntado, ¿esta salida de miles de personas dejando atrás residencias, lugares de estudios, puestos de trabajos y un estilo de vida será una oportunidad para otras personas mudarse a Puerto Rico? Aunque parezca ilógico para muchas personas, nuestra Isla ha entrado al reto de la sociedad globalizada nómada que se mueven de lugares para buscar un mejor porvenir para ellos y sus familias. Por ejemplo, alguno de nosotros nos hemos sentado a analizar quien residía en las miles de casas y comunidades que hoy día ocupamos en la Florida Central o qué motivos han llevado a convertir al enclave de boricuas en los Estados Unidos, el Bronx, en una comunidad primordialmente de inmigrantes latinoamericanos convirtiendo a los puertorriqueños y dominicanos en grupos de minorías importantes pero ya no mayoritarias.  Esto es resultado de una movilidad demográfica que ha sido lenta en su llegada a Puerto Rico, pero que cada día es más evidente. 

Nuestra Isla debe prepararse para ser repoblada, pero no de Mickeyricans, Orlandoricans o Texaricans que emigraron de nuestras costas y añoramos su regreso, sino de una creciente comunidad de hermanos dominicanos que en los próximos años pueden ser un grupo dominante en la capital de Puerto Rico y de latinoamericanos que en busca de nuevas oportunidades de estudios y puestos de trabajos profesionales como enfermeras, médicos, maestros e ingenieros con escalas salariales y condiciones de vida mejores en comparación a sus lugares de origen.  

No debemos dejar atrás los miles de venezolanos, que salen de su querida Venezuela en respuesta a las políticas de Presidente Nicolás Maduro y a la severa crisis económica que vive el hermano país suramericano. Una clara evidencia de este proceso de repoblación son las zonas de Santurce, Barrio Obrero y Río Piedras que hoy día renacen con esfuerzo de los hermanos dominicanos que han hecho de esos lugares su comunidad. La pregunta no debe ser si Puerto Rico se va a repoblar… ¿sino quién va a ser el nuevo residente en la Isla del Encanto?

Otras columnas de Luis M. Baquero Rosas

viernes, 23 de febrero de 2018

La cultura del cambio

El profesor Luis Baquero sugiere reflexionar sobre la cultura del cambio en Hacienda para emular medidas positivas de transformación en otras agencias y a otros niveles en el Puerto Rico pos María

💬Ver 0 comentarios