Rosa Mercado

Buscapié

Por Rosa Mercado
💬 0

Los ojos del maestro

En estos días he tenido muy presente al maestro Rafael Cordero. Me ocurre a veces, cuando siento que los acontecimientos me avasallan, que viene a mi rescate el recuerdo de alguien a quien admiro y respeto.

La realidad que estamos enfrentando es difícil. El mundo parece haber enloquecido.

Pero otros enfrentaron dificultades más grandes y ni el racismo, ni el odio, ni los prejuicios, los hicieron abandonar su vocación.

A los veinte años el negro libre Rafael Cordero Molina abrió en 1810 su escuela en San Juan. Su escuela era también su casa, su taller de zapatero y su tabaquería.

Era el mundo hostil de la esclavitud y los piratas, del dominio español, del hambre y la desigualdad legalizada.

Rafael, sin más capital que su deseo de compartir el conocimiento, empezó a enseñar a leer y a escribir a los niños negros, mulatos y pobres. Sin cobrar un centavo.

El único requisito para entrar a la escuela era tener deseos de aprender. Entonces ocurrió lo impensable. Los ricos comenzaron a llevar sus hijos a la escuela del maestro Rafael.

Y la inclusión tuvo lugar sin ser nombrada. Los discípulos descalzos del maestro compartían el salón con los bien vestidos y alimentados. Y de aquel intercambio resultaron abolicionistas como José Julián Acosta y Ramón Baldorioty de Castro. Y muchos otros hombres ilustres como Alejandro Tapia y Rivera.

Miro la reproducción del cuadro y me miro. El Maestro Rafael no tuvo excusas, cuando las tenía todas: los prejuicios, la pobreza, el odio, la persecución.

A mí las excusas me sobran: la economía, la falta de tiempo, el desasosiego, la inercia. Tengo y no tengo nada que ofrecer.

Pero en la mirada bondadosa del Maestro Rafael descubro una invitación.

No sé si tendré valor para seguir su ejemplo.

Si alguno no sabe de qué hablo, busque en Internet el cuadro y encontrará en los ojos del Maestro, la invitación que los aguarda.

Otras columnas de Rosa Mercado

miércoles, 5 de septiembre de 2018

El árbol de papayas

Rosa Mercado comenta la historia del árbol de papaya que creció en un hueco de una vía de rodaje y frutos dio.

jueves, 30 de agosto de 2018

Gárgolas

La abogada Rosa Mercado comenta en torno a las inquietudes de una comunidad en Barceloneta donde algunos alegan que acecha "una gárgola"

miércoles, 1 de agosto de 2018

Cincuenta y tantos

La abogada Rosa Mercado reflexiona desde la perspectiva de los cincuenta y tantos años

miércoles, 4 de julio de 2018

Los ojos de un niño

La licenciada Rosa Mercado reflexiona sobre la tragedia ocurrida en su pueblo de Florida, donde un hombre ultimó a su esposa en presencia de su pequeño hijo

💬Ver 0 comentarios