Mari Mari Narvaéz

Buscapié

Por Mari Mari Narvaéz
💬 0

Los políticos son hipócritas con la educación

Lo confieso. A veces extraño las excentricidades de otros tiempos. Qué sé yo, el alcalde que presagiaba un “ovnipuerto” en Lajas, aquel representante que una vez propuso instalar el adefesio errante de Cristóbal Colón en Desecheo. Eran lunáticos serios, lo sé. Pero preferiría lidiar con ellos que con estos personajes siniestros que están “a cargo” del país con la misma liviandad de espíritu pero con ribetes de “respetabilidad”.

No les importa contradecirse abierta, imposiblemente. El gobernador anuncia que ha recortado $150 millones en la rama ejecutiva, que contiene nada más y nada menos que 131 agencias. Lo celebra como la gran cosa. Enfatiza en ello durante su mensaje. ¿Y entonces su gobierno apoya que la UPR tenga que cortar $300 millones? Es una gran cosa que las 131 agencias del Gobierno recorten $150 millones pero una sola de ellas -nada más y nada menos que la Universidad- que además (¡Ups!) es básicamente la más importante de todas; la única que se autogestiona un 40% de sus ingresos; la única que atrae inversión por los talentos diestros que produce; una de las poquísimas que invierte en nuestra viabilidad y desarrollo como país. Una sola dependencia -la que ofrece un servicio esencial- tiene que recortarse el doble que todas las demás agencias juntas? ¿A cuenta de qué?

Siempre he criticado la noción falaz de que la educación puede solucionar todos los problemas del País como demasiadas veces, más por vagancia intelectual que por convicción, se pretende sugerir. Eso no significa que no sea fundamental y, muy especialmente, que no sea una función del Estado. Es decir, del País. ¿O para qué sufrimos con un gobierno si no es para que garantice nuestros derechos y servicios esenciales?

Para ser un país donde hasta los políticos más analfabetos se llenan la boca hablando de las virtudes todopoderosas de la educación, bastante hipócritas que terminan quedando. Según sus discursos babosos, la educación “todo lo cree, todo lo resuelve”. Pero, como dicen los creyentes que “ayunan” en el Capitolio, parece que también “todo lo espera, todo lo soporta”.

Otras columnas de Mari Mari Narvaéz

viernes, 15 de diciembre de 2017

Miles de O’Neill

La escritora Mari Mari Narváez expresa que hay que seguir denunciado a individuos de buenísima reputación que se han pasado la vida violando, agrediendo y hostigando a mujeres.

viernes, 1 de diciembre de 2017

¿Hay que morirse?

La escritora Mari Mari Narváez cuestiona si hay que morirse para que reconozcan tu pobreza en Puerto Rico.

viernes, 17 de noviembre de 2017

Ciudadanos americanos de cartón

La escritora Mari Mari Narváez declara que los estadistas de hoy día son unos colonizados más jarcorosos que los siempre inapetentes estadolibristas.

💬Ver 0 comentarios