Antonio Quiñones Calderón

Tribuna Invitada

Por Antonio Quiñones Calderón
💬 0

Los populares se fueron a la “juyilanga”

Así se mofaban allá en Añasco de los gallos manilos que se jugaban los domingos en la gallera del barrio Playa cuando al primer picotazo del gallo de cría salían “juyendo”, haciendo quedar mal y “pelaos” a sus galleros. Me acordé de aquellas escenas observando la de este domingo en el pequeño coliseo Guillermo Angulo que tan grande le quedó a los “juyilangos” del Partido Popular.

¿A qué le temen los nuevos “juyilangos” de Puerto Rico? A su propia sombra. A su propia historia. Al fantasma que, desde el plebiscito de 2012, Sánchez Valle, Promesa y los contundentes tres informes presidenciales de la Casa Blanca, están viendo en el espejo que, como decía su carismático fundador don Luis Muñoz Marín, hace tiempo removieron de la pared fantasiosa en que se hallaba desde 1952. Algunos de los “juyilangos” se dejaron llegar hasta el coliseo carolinense. No tantos. No ya los “más de 5,000” que había predicho el presidente del partido, Héctor Ferrer, y tampoco los 4,079 delegados que debían estar presentes en el coliseo, sino que, apenas 30 más de los 2,044 que necesitaban para el quorum. Quorum que hay que poner en remojo ante la negativa de los funcionarios populares a permitir que la prensa examinara la lista.

De todos modos, la “juyilanga” se dio. No sin que antes algunos de los gallitos en reversa se lanzaran sus propios picotazos, sus propios alazos, con acusaciones de deslealtad y ese tipo de cosas de manilos y “juyilangos”. Ahora bien, hay que poner las cosas en contexto para que nadie se llame a engaño. Hay que dejar el registro claro. Los mismos líderes populares que huyen del plebiscito alegando que en la papeleta no aparece el nombre de “Estado Libre Asociado”, sino que se le identifica como la “condición política territorial actual”, son los mismos que en 2012 instruyeron a sus huestes a votar “Sí” en la primera pregunta de aquella consulta que pedía votar “Sí” o “No” sobre la “condición política territorial actual”, que no ha cambiado, creo yo, desde 2012 (es más, desde 1898).

Votar “Sí” en esa pregunta lo aprobó la junta de gobierno popular a mediados de febrero de 2012 cara al plebiscito de ese año, en el que el 54% de los electores rechazó la actual condición política territorial y colonial que primero se llamó “ley Foraker”, después “ley Jones” y desde 1952 se dio en llamar “Estado Libre Asociado”.

De manera que no es asunto de semántica la “juyilanga” de ahora. Es que los líderes del popularismo por fin vieron la escritura en la pared. Con los textos que han emanado desde la Casa Blanca en 2005, 2007, 2011 y 2016 (certificando la condición territorial del llamado ELA y reafirmando que nada cambió cuando se aprobó la constitución de gobierno local en 1952); del Congreso (invalidando la “ley de quiebra criolla del ELA” e imponiendo inconsultamente la colonial ley Promesa), y del Tribunal Supremo federal (tachando la fantasía de la “soberanía dual del Estado Libre Asociado”), unido al tajante rechazo del llamado ELA en 2012, ya saben que llegaron al fin del camino.

Ahora bien, a quienes se “juyen” no se les debe poner el pie para que caigan de bruces; derecho tienen a “juyir” y se enfrentarán a la historia como lo que son. Lo que no se les puede permitir es que, por una obsesión histórica, se sientan con el poder de veto sobre la mayoría de los puertorriqueños que están hoy, más resueltos que nunca antes, a poner fin al coloniaje. En las democracias, se cuentan los votos; no se cuenta la cantidad de amor por la colonia.        

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

viernes, 14 de septiembre de 2018

Eco del anónimo de 1967

El periodista Antonio Quiñones Calderón evoca la conmoción provocada por la aún desconocida fuente de una columna publicada en la época de Sánchez Vilella

martes, 28 de agosto de 2018

Con McCain se va un faro moral

Antonio Quiñones Calderón exalta el legado del senador estadounidense John McCain, quien falleció el sábado, 25 de agosto de 2018, debido a un padecimiento de cáncer

💬Ver 0 comentarios