Joxel García

Punto de vista

Por Joxel García
💬 0

Los protocolos de prevención son esenciales

Ante la actual emergencia de salud pública a nivel mundial, los líderes debemos colaborar y apoyar lo que el gobierno y las organizaciones de salud pública en Estados Unidos, Puerto Rico y el resto del mundo hacen para combatir el coronavirus. Trabajé en el control de las crisis de salud mundial del SARS, ébola y ántrax, en la que tuvimos una vigilancia única y novel.

Las cifras del coronavirus cambian continuamente. Al escribir esta columna, el último informe superaba las 100,000 personas infectadas y sobre 4,000 fallecimientos. Tras el reciente anuncio de dos casos reportados en Chipre, la Unión Europea declaró que todos sus países tienen casos confirmados. Madrid anunció que suspendería las clases, con lo que se suman 1.2 millones de estudiantes a los más de 300 millones de alumnos impactados en el mundo. Italia cerró sus fronteras y el Papa dio sus servicios por internet. La Bolsa de Valores en Nueva York cerró temporalmente, algo sumamente inusual, y se estima que se han perdido sobre $5 trillones en la banca, la caída más grande desde 2008. En la mañana de ayer hubo indicios de recuperación, y el presidente Donald Trump y su equipo han expresado que se otorgarán incentivos y reducción de impuestos para apoyar a la economía. Simultáneo a estos acontecimientos, el equipo de salud pública nacional incrementa la diligencia para controlar este brote.

Ante la situación mundial generada por el coronavirus, varios países -incluido Arabia Saudita- me han pedido ayuda y dirección. Y me pregunto, ¿es momento para crear pánico en Puerto Rico? La respuesta es no. Los puertorriqueños hemos afrontado muchísimas grandes dificultades. Solo en los pasados 30 meses hemos enfrentado cambios políticos, los huracanes Irma y María, y terremotos. Soy hatillano e hijo de una familia ganadera, y a los puertorriqueños nos enseñan desde niños a estar preparados. No importa si es un huracán o una sequía, nos preparamos, lo afrontamos y echamos pa’lante.

Estuve en Puerto Rico la semana pasada y pude conversar con líderes de diversos sectores sobre los preparativos para enfrentar el COVID-19. A nivel gubernamental, tanto el secretario de Estado, Elmer Román, como el de Salud, el doctor Rafael Rodríguez Mercado, y sus equipos de trabajo están agilizando los preparativos para la posible llegada del virus a la isla.

Puerto Rico tiene un “task force” multisectorial que está al tanto de lo que ocurre en la isla y trabaja con el Departamento de Salud federal. Ustedes, como ciudadanos, no deben entrar en pánico. Es importante que no presten atención a la información falsa y tergiversada que circula por internet (que serviría para una buena película de zombis). Sí es importante que se mantengan informados a través de las comunicaciones oficiales del Departamento de Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Existe un protocolo que se activa en caso de una crisis salubrista. Este incluye educar y mantener a la población informada, de manera transparente y veraz, mientras se busca la cura y se desarrolla la vacuna. Actualmente no hay una cura contra el virus y tomará por lo menos 12 a 18 meses para que tengamos una vacuna. Por esto es fundamental la vigilancia sindrómica, que no es otra cosa que identificar a personas con los síntomas y signos del virus. En el caso del COVID-19 estos incluyen tos, fiebre, dolor en el cuerpo, secreciones nasales y debilidad. Si usted o algún familiar presenta estos síntomas, debe aislarse en el hogar y, si tiene fiebre alta, debe comunicarse con su médico.

Seguir estos protocolos básicos para prevenir el contagio nos ayudará a evitar una epidemia:

1. Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón por al menos 20 segundos.

2. Al toser, cubrirse la nariz y la boca con el brazo y no con las manos.

3. Limpiar y desinfectar su área de trabajo frecuentemente.

4. Si está enfermo, debe quedarse aislado en su casa y comunicarse con su médico de inmediato.

5. Tenga un plan de prevención para la casa, el trabajo, la iglesia y cuando visita establecimientos comerciales y de diversión.

Cada uno de nosotros aporta a prevenir una epidemia al tomar las medidas de prevención y acción necesarias. Es una responsabilidad que tenemos todos.

Otras columnas de Joxel García

domingo, 15 de marzo de 2020

Lecciones globales del COVID-19

Las acciones proactivas de la gobernadora están alineadas con las mejores prácticas de salud pública, asegura el doctor Joxel García

💬Ver 0 comentarios