Ana Teresa Rodríguez Lebrón
💬 0

Los puertorriqueños soñamos ladrillo a ladrillo

“Es soñando con lo imposible como el hombre ha realizado siempre lo posible. Los que se han conformado con lo que les parecía posible no han avanzado nunca un solo paso”. -Mijaíl Bakunin

Avanzan las caravanas de ciudadanos por las calles. Las imágenes, además de tocar hasta el más indiferente de los corazones, te recuerdan que no estamos solos. Que aun con todas nuestras contradicciones, nos tenemos. El pueblo que enfila su solidaridad a los residentes del sur de la isla que se han visto afectados por la actividad sísmica de las pasadas semanas, es el mismo que abrió caminos durante el huracán María. Ese monstruo que aún nos zumba en los oídos y nos mantiene desde entonces despiertos.

El puertorriqueño nunca duerme, es cierto, pero soñamos. Eso, el soñar, lo aprendimos hacer mientras desvelados sacamos cuentas para llegar a fin de mes. Mientras en alerta transitamos la urbe consciente de que podemos pasar a ser parte de las estadísticas del crimen. Mientras nostálgicos desde la ventana de un avión, con pasaje solo de ida, imaginamos el regreso. Nosotros hemos aprendido a construir ese país imposible, soñando despiertos. Hablándonos en cientos de dialectos que terminan en lenguaje de señas que solo nosotros entendemos. El país imposible que construimos se gesta desde las iniciativas comunitarias, de organizaciones de base cuyo único lucro es la solidaridad. Ladrillo a ladrillo vamos tendiendo un puente en el que el arte habla más fuerte que la demagogia. Nosotros, los eternos heterodoxos, conocemos de primera mano lo que Benedetti quiso decir cuando escribió:

“…Y en la calle codo a codo somos muchos más que dos”.

Yo sueño despierta con lo hermosamente imposible; mientras en el retrovisor queda borrosa la imagen de los que subestimaron nuestro paso. Los que aun promulgan la idea de que es mejor conformarse que avanzar.


Otras columnas de Ana Teresa Rodríguez Lebrón

lunes, 17 de febrero de 2020

Gobierno desnudo

Sin planificación adecuada en el gobierno estamos condenados a la deriva, escribe Ana Teresa Rodríguez

jueves, 12 de diciembre de 2019

Esclavitud, racismo y Miss Universe

El racismo, no importa su contexto, no es ignorancia sino una expresión de odio, escribe Ana Teresa Rodríguez Lebrón.

💬Ver 0 comentarios