Aníbal Muñoz Claudio

Tribuna Invitada

Por Aníbal Muñoz Claudio
💬 0

Los que nos quedamos en Puerto Rico

Los que nos quedamos en la isla debemos redoblar el paso y punto.

Es hora de reconciliar todos nuestros lamentos y angustias y dar el paso de una vez a la reconquista de nuestra autoestima colectiva. Y para lograr esto, es imperativo que nos apoyemos mutuamente en cada faceta de nuestras vidas como nunca antes lo habíamos hecho en nuestra historia. Ya es hora de olvidarnos de que el gobierno, estatal o municipal, va a lograr algo por “levantarnos” como país. No lo han logrado hasta ahora y sería ingenuo pensar que lo lograrán alguna vez.

Nos corresponde a nosotros mismos demostrar nuestra solidaridad en la práctica y no en la teoría de hacer gala de banderines y banderolas en residencias y vehículos.  ¡A trabajar se ha dicho!

Los que nos quedamos debemos hacerle entender al mundo entero, sobre todo a nuestros seres queridos que por razones personales decidieron no quedarse con nosotros, que no vamos a claudicar a nuestra isla ni a nuestras futuras generaciones ante el “lamento borincano de antaño”.

Tenemos que demostrar que nuestra decisión de quedarnos es una legítima convicción de que apostamos a la esperanza y reprochamos la idea de tirar lo que queda a pérdida. No hay espacio en la isla para la complacencia ni para los vagos, añangotaos, vela güiras, quejones 24/7, indiferentes, pesimistas, ni para el “ay bendito” de aquellos tiempos. Se acabaron las dádivas.

Lo que ofrece la nueva isla son oportunidades de alto sacrificio, abnegación, altruismo, virtud  y resiliencia de la buena para echar adelante con lo que tenemos y disfrutar el fruto de la cosecha. ¿Y qué? ¿No creen que nuestros abuelos lo hicieron por nosotros?

Solo apoyándonos recíprocamente se lograrán maximizar estas oportunidades. El campo de la mentecatez y la auto-destrucción se lo dejamos a los políticos que se especializan en eso.

El campo de buscar un mejor porvenir para ayudarnos en un futuro se lo dejamos a los que se fueron.

Los que nos quedamos tenemos que dar el 150% en cada cosa que hacemos. Por mi parte, haré lo mejor posible en las instituciones a que a buena honra represento tanto como Catedrático en la Universidad de Puerto Rico en los Recintos de Humacao y Río Piedras, así como futuro presidente de la organización Puerto Rico Teachers of English to Speakers of Other Languages (PRTESOL).  Redoblaré esfuerzos, como nunca, para ayudar a todos mis estudiantes en sus cursos, a mis colegas en su faena, a nuestra membresía de PRTESOL, a mi familia y amistades y a toda la comunidad en general.

El país nos llama a dar los mejor de nosotros.

Los que nos quedamos sabemos lo que nos toca hacer. ¡Pa’ lante!

Otras columnas de Aníbal Muñoz Claudio

martes, 6 de febrero de 2018

La burocracia gótica de la UPR

El catedrático Aníbal Muñoz Claudio explica lo difícil de crear un programa académico en la UPR

💬Ver 0 comentarios