Jorge Colberg Toro

Elecciones 2020

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Los resultados de las elecciones especiales

“Toda política es local”, dijo en una ocasión el fenecido Speaker de la Cámara de Representantes federal Thomas “Tip” O'Neill. 

La famosa frase recoge una gran verdad. En los eventos electorales, existen diversos factores que inciden sobre la conciencia de los electores, pero ninguno de ellos es más importante que las realidades que enfrentan los ciudadanos en su entorno inmediato.   

Por esa razón, los resultados de estas elecciones hoy no pueden interpretarse de forma colectiva. Se tratan de tres eventos totalmente separados y cuyos resultados gravitan sobre variables muy diversas. 

En Barranquitas, el candidato Elliot Colón derrotó al senador incumbente Axel “Chino” Roque para la alcaldía PNP por un margen cómodo. La pregunta es: ¿cómo es posible que un senador incumbente que gozaba de la maquinaria institucional saliera derrotado?

La respuesta es sencilla: Chino Roque era inicialmente un legislador municipal de Naranjito que luego pasó al Senado por distrito. Todos en Barranquitas sabían que, ante la salida inminente del alcalde, Roque decidió mudarse a Barranquitas este mismo cuatrienio. Esa movida, se interpretó como una estrategia de un “importado” que trataba de quedarse con la alcaldía sin ser de allí.  Lo poncharon del saque.

En Humacao, el nuevo alcalde Luis Raúl Sánchez barrió en esa elección. Siendo la mano derecha de Marcelo Trujillo; Luis Raúl, se había convertido en el alcalde en funciones lo que le hizo ganar el agradecimiento y apoyo del pueblo popular. 

Al entrar a escena el exrepresentante Nardem Jaime, con aires de guapo de barrio, atacando injustificadamente a la institución del PPD por investigaciones que el mismo se había ganado, el pueblo popular quiso mandar un mensaje contundente de respaldo a Sánchez con más del 80% de los votos. El mensaje fue demoledor: en Humacao no hay espacio para la corrupción ni para las agendas divisivas.  

Y así llegamos al Senado por acumulación del PNP donde muchos creen equivocadamente, que la victoria de William Villafañe se debe a que había sido secretario de la gobernación bajo Ricardo Rosselló.

Ciertamente, eso le daba votos, pero el factor que se olvida en ese análisis, es que Villafañe - antes de estar en La Fortaleza - había sido el secretario general del PNP, lo que, al lanzarse, le permitió reactivar una impresionante estructura política en solo un mes, hablándole a una base que evidentemente quería reivindicarlo.

La elección de Héctor Martínez, por su parte, es la más difícil de leer. Si bien el nuevo senador había pasado por múltiples controversias, nadie sabía a ciencia cierta el grado de laceración que pudo haber tenido su caso judicial, sobre las conciencias de los electores. Ya sabemos que en el PNP no les importó mucho. 

Finalmente, recordemos que en una papeleta de 16 candidatos los votos se dividen y entran los de mayor reconocimiento. Esto se debe a que, en este tipo de eventos, participan los electores más cercanos a las estructuras políticas y quienes ponderan las necesidades más inmediatas que las distantes. Por eso, Tip O’Neill siempre tuvo la razón.

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Triunfo popular en ascuas

Se hace necesario que se ejecuten cuanto antes cinco pasos que constituyen – a mi juicio – la ruta impostergable para ganar las elecciones, plantea Jorge Colberg

miércoles, 9 de octubre de 2019

La carrera popular a la gobernación

Es prudente pasar juicio sobre las fortalezas y retos que enfrenta cada uno de los cinco candidatos populares a la gobernación, dice Jorge Colberg

💬Ver 0 comentarios