Orville M. Disdier

Tribuna invitada

Por Orville M. Disdier
💬 0

Los retos educativos que nos dejó María

La destrucción del huracán María ha sido una sin precedentes. Su impacto tendrá un largo efecto en todos los aspectos de nuestra sociedad. Una de las áreas que más se afectará será nuestro sistema educativo y, con este, la educación de nuestro pueblo. No obstante, no se trata de un aspecto del todo inevitable, pues es posible aminorar los efectos negativos si intentamos anticipar los retos que enfrenta y enfrentará el sistema.

En su modelo de liderazgo anticipativo, Buckminster Fuller nos recuerda que las sociedades exitosas tienen la capacidad de detectar las señales, en muchas ocasiones débiles, de los futuros cambios con suficiente anticipación. Es aquí en donde las estadísticas son de enorme utilidad, ya que nos ayudan a detectar dichas señales. Basado en esto, a continuación presento los tres retos principales de nuestro sistema educativo.

1. Un sistema educativo más pequeño: La serie histórica de matrícula escolar y post-secundaria, evidencia que desde hace años la cantidad de estudiantes en el sistema educativo disminuye. Pero luego del huracán, se observan síntomas que podrían indicar que esta disminución se está acelerando. Algunos programas de fondos federales son asignados en función del tamaño de la matrícula. Menos estudiantes podría significar menos fondos federales, por lo que desde ya hay que prepararse para esto. Además, quizás se necesitarán menos educadores.

2. Disminución del aprovechamiento académico: Uno de los indicadores que se utilizan a nivel mundial para determinar la calidad de un sistema educativo es el tiempo lectivo. Aunque hay excepciones, en términos generales, a mayor cantidad de horas de enseñanza -aprendizaje, mayor aprovechamiento académico. Desde antes del huracán, Puerto Rico se encontraba entre las jurisdicciones de menor aprovechamiento académico (ver resultados de NAEP y PISA). Estar fuera del salón de clases por semanas y hasta meses es contraproducente para nuestros estudiantes y existe una gran probabilidad de que el desempeño académico se detenga o empeore.

3. Problemas emocionales: Los datos de ciertas encuestas (por ejemplo el YRBS) evidencian que, desde antes del huracán, un porcentaje considerable de estudiantes presenta síntomas de depresión, tristeza y desasosiego que les afecta sus deseos y predisposición a estudiar, e inclusive los puede llevar a intentos suicidas. Entre las posibles razones para esto se encuentran: la pobreza, problemas familiares, pobres instalaciones escolares y un ambiente escolar hostil. Luego del huracán, hay signos que parecen sugerir que la pobreza y los estresores sociales están aumentando.

Hay que tomar acciones preventivas antes de que estas señales se fortalezcan. Ahora bien, la única manera de saber la efectividad es recopilando y publicando datos completos, confiables, y de rápido y universal acceso. En el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico coordinamos los sistemas estadísticos para viabilizar esta tarea. Un ejemplo de esto, dentro del tema de la educación, es el Anuario Estadístico del Sistema Educativo. Los ciudadanos pueden acceder a esta publicación a través de: www.estadisticas.pr. Es nuestro deber como sociedad hacer todo lo que esté a nuestro alcance para hacer de la “educación post-María” una de mejor calidad.

Otras columnas de Orville M. Disdier

miércoles, 23 de mayo de 2018

En ruta a trato igual estadístico

Puerto Rico no es incluido en la mayor parte de los productos estadísticos que el Gobierno de los Estados Unidos produce y publica. Es más, las veces que es incluido en dichos informes estadísticos, muchos datos están ausentes o incluyen una nota que dice algo como “los datos de Puerto Rico no están disponibles debido

💬Ver 0 comentarios