Annette González

Tribuna Invitada

Por Annette González
💬 0

Los trabajadores batallarán contra el corte de jornada

Como representante de miles de madres y padres de familias trabajadoras, condenamos la posición de la Junta de Control Fiscal de exigirle al gobierno reducir la jornada de los empleados públicos de Puerto Rico.

La Junta demostró una vez más que su propósito no es sacar a Puerto Rico hacia adelante sino ser una agencia de cobro para favorecer a los fondos buitres. Esto se demuestra cuando, en vez de cumplir con su responsabilidad de ir al Congreso y buscar alternativas de crecimiento económico que nos ayude a salir del hoyo fiscal en donde nos encontramos, lanzan propuestas que laceran nuestra economía y empobrecen a la clase trabajadora del país.

La reducción de jornada laboral tiene un efecto dominó tan dramático, que todas las estructuras económicas y sociales de nuestro país se afectarán. Un recorte de jornada significa un recorte salarial, lo que a su vez implica perder capacidad de cubrir nuestras necesidades básicas y la de nuestras familias.  No podremos sufragar el servicio de agua, luz, hipoteca, salud, comida y pagar nuestras deudas. La ciudadanía se afectará grandemente y los servicios colapsarán.

Como pueblo tenemos que defendernos y demostrar nuestra indignación.

Esta lucha no es solamente de los empleados públicos. Es una lucha que tenemos que dar todos los sectores. Ha llegado la hora de que el pueblo de Puerto Rico, la banca, los comerciantes, las organizaciones sin fines de lucro, los trabajadores del sector privado, en fin todos los sectores de nuestra sociedad, nos unamos a defender nuestro país y luchemos en contra de las medidas de austeridad que nos quiere imponer una Junta insensible, que derrocha el dinero del pueblo de Puerto Rico y no vela por el mejor interés de nuestro pueblo.  

La insensibilidad y la prepotencia de la Junta hay que detenerla. Hoy fuimos testigos de cómo ellos se burlan y menosprecian a nuestro pueblo. Mientras exigen austeridad, recortes y menos servicios para nuestra gente, ellos son intocables y no permiten que el presupuesto de $60 millones que le quitan al pueblo de Puerto Rico le sea cuestionado. Lo mal utilizan pagando contratos millonarios, hoteles de lujo, oficinas glamorosas, entre otros, mientras por otro lado nos encaminan hacia la pobreza y la necesidad.  

Le recordamos al gobernador de Puerto Rico que él asumió la responsabilidad de defender a nuestro pueblo y a su gente. Por eso tiene que ser firme en su posición de rechazo total a esta medida de reducción de jornada laboral propuesta por la Junta, sin ceder a presiones externas. Nuestro gobierno no puede ser cómplice del colapso de nuestra Isla.

Servidores Públicos Unidos está en pie de lucha. Daremos la batalla que tengamos que dar en defensa de la familia trabajadora, del servicio público y de nuestro país. 

💬Ver 0 comentarios