Kenneth Concepción Camacho

Punto de vista

Por Kenneth Concepción Camacho
💬 0

Los universitarios y la cuarentena

La cuarentena por la cual están pasando Puerto Rico y el resto del mundo ha sido dura económica y socialmente para todos los sectores de la población. Pero sin duda alguna una de las poblaciones más afectadas por esta medida de distanciamiento social han sido los jóvenes universitarios. 

Muchos de los integrantes de la población universitaria son jóvenes independientes que dependían de un trabajo a tiempo parcial para poder subsistir entre la Universidad y su vida privada. Con la cuarentena, la mayoría de esos jóvenes han experimentado el desempleo. Y para un joven universitario el desempleo en estos momentos significa perder grandes oportunidades. Es en estos momentos donde comienzan a llegar las cartas de aceptación a las escuelas graduadas. Y el ingreso a estas instituciones no solo es el recibir la carta de aceptación, sino también implica desembolsar grandes sumas monetarias para poder separar el espacio y comenzar cursos en agosto 2020.

De igual forma, el desempleo para los jóvenes universitarios significa falta de alimentos y de ingresos para poder pasar el día a día. Es necesario recordar que, para muchos universitarios, antes de la cuarentena su trabajo significaba poder sobrevivir al ambiente universitario y poder decidir entre comer o pagar libros, pero tenían un trabajo. Ahora tienen que comer y adquirir materiales educativos sin un trabajo. Esto sin contar que también deben pagar servicios de agua y electricidad. 

Las clases “online”, por su parte, a muchos estudiantes no les agradan, debido a que para ellos realmente no hay una enseñanza. Y es que una presentación “power point” o un video no substituye la clase presencial con sus preguntas, la aclaración de dudas y la discusión socializada. De igual forma, hay estudiantes que no logran concentrarse con un video/presentación de un profesor hablando porque necesitan de la interacción social. Igualmente, el bombardeo de trabajos y lecturas no ayuda en nada a la enseñanza académica del estudiante. 

Por otro lado, hay que destacar que los empleos que poseían la mayoría de los jóvenes universitarios antes de la cuarentena eran en el sector de ventas privado. A los empleados en este sector no le aplican muchos de los beneficios económicos que ha implementado el gobierno por la cuarentena. En otras palabras, solo dependen por el momento de los beneficios por desempleo, los cuales sin duda han ayudado a muchos, pero solo hasta cierto punto. A esto se le suma que ha salido a relucir que el incentivo económico del gobierno federal por la cantidad de $1,200 no les aplica a los estudiantes universitarios. En cambio, dependerán de unas partidas fiscales dirigidas a las instituciones universitarias y son estas instituciones las cuales crearán las métricas para la distribución de dichas partidas. 

El gobierno debe buscar las alternativas y las formas necesarias para crear un incentivo para esta población. Por ejemplo, puede ser una bonificación o un incentivo por x cantidad de dinero. 

Aún con tantas dificultades económicas y sociales los jóvenes universitarios tratan de cumplir con la cuarentena y el distanciamiento social porque comprenden que es por el bien de todo Puerto Rico. 

Otras columnas de Kenneth Concepción Camacho

💬Ver 0 comentarios