Aida Díaz

Tribuna Invitada

Por Aida Díaz
💬 0

Lucha pura por la UPR

Ayer recibí la llamada de una madre cuyo hijo estudia en la escuela intermedia de la Universidad de Puerto Rico. La desesperación de la madre, que solicita le ayudemos a ubicar a su hijo en otra escuela, es símbolo de lo que muchos estamos viviendo.

En estos momentos Puerto Rico vive uno de los peores momentos en su historia. Algunos buscan los responsables para descargar su ira, otros, a los protagonistas de esta debacle y mientras, el País se desborona. Todo eso es importante, pero hay que resolver la crisis, recordando que en río revuelto está también el que solo busca adelantar su propia causa, sin importar a quien hunde. 

En medio de esta vorágine está nuestra Universidad. Nadie puede negar que ha sido y es motivo de orgullo y de esperanza para nuestro pueblo, especialmente para los que de otra manera no tendrían la oportunidad de un futuro mejor.

La Universidad es nuestra, pero también es la de nuestros hijos. Es la del porvenir de la patria. Sin ella no habrá economía que podamos levantar porque nuestra isla no tiene oro ni petróleo. Su gran recurso somos nosotros.  Por eso, nos corresponde a todos defender la Universidad. La lucha por su defensa es necesaria, pero debe ser una lucha pura y transparente, donde aquellos cuyos intereses son ajenos a los de la universidad, no tengan espacio.

Creo en las capacidades de los estudiantes para llegar a acuerdos con la administración y el gobierno. Creo que en el franco diálogo pueden encontrarse soluciones porque la situación del País lo reclama.  Hay conflictos que necesitan de una tregua. La tregua nos dará el espacio para repasar lo que tenemos sobre la mesa y realinear nuestras respuestas.

Vamos a darles la oportunidad a los estudiantes, para que den una gran lección de lo que el diálogo, el respeto y el amor a nuestra patria, pueden lograr.  Una lección en la que la administración se pueda crecer, proveyendo información fidedigna sobre sus finanzas, los ingresos y los gastos. Una lección donde se demuestre la voluntad de ambos para procurar el cambio de lo que haya que cambiar. La Universidad es también del pueblo y como tal, tenemos derecho a saber en qué y cómo se gasta su dinero.  Pero en eso, seamos observadores del proceso, no animadores del retroceso.

La tregua que solicito dará frutos, si los estudiantes, la administración de la “iupi” y el gobierno, reconocen que la educación es la herramienta capaz de transformar el País y estén dispuestos a utilizarla como debe ser.

Soy “iupi”, pero sobre todo, soy educadora y puertorriqueña.

Otras columnas de Aida Díaz

miércoles, 27 de junio de 2018

Los maestros como fichas

La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico reclama cesen atropellos contra docentes y estudiantes del sistema público vinculados a los cierres de escuelas que cuestiona la entidad, entre otros cambios impulsados por la titular de Educación, Julia Keleher

💬Ver 0 comentarios