Ismael Torres

Punto de vista

Por Ismael Torres
💬 0

Luis Vega Ramos ante un laberinto

Después de generar algunas expectativas sobre su futuro en la política borincana, el representante Luis Vega Ramos, anunció que buscará en las primarias de junio de 2020 una candidatura por acumulación en el Senado por el Partido Popular Democrático (PPD).

Desde que reveló que no regresaría a la Cámara de Representantes, se especuló sobre los cargos a los que podría aspirar en las próximas elecciones generales. Él mismo sugirió hasta la posibilidad de buscar la candidatura a la alcaldía de San Juan, entre otras.  

En esas conjeturas que se hicieron se pensó, incluso, en la posibilidad de que buscara la candidatura a comisionado residente en pareja con Carmen Yulín Cruz como candidata a la gobernación por el PPD, dada la comunidad de intereses ideológicos que los une y con su mentor el exsenador Marco A. Rigau.

Al anunciar que buscará una candidatura por acumulación al Senado, Vega Ramos deja abierto el campo de la comisaría residente al senador José Nadal Power, quien parece orientado a las ideas que promulgan el grupo de José Alfredo Hernández Mayoral y el exsenador Roberto Pratts, y al aspirante Juan Carlos Albors, cuyo lema de campaña está montado en la gestión de medidas en el Congreso que ayuden a activar la economía y la creación de empleos para generar riqueza y tratar así de comenzar a sacar los pies del plato. 

Al hacer su anuncio, Vega Ramos ha indicado que lo inspira moverse al Senado la misión de devolverle el lustro a ese organismo legislativo, que en su opinión no ha sabido hacerle frente con efectividad y determinación a la Junta territorial de control fiscal.

En cuanto a la idea de devolverle lustro y efectividad al Senado, creo que Vega Ramos elude el hecho de que los cuerpos legislativos se convirtieron en sellos de goma del Poder Ejecutivo una vez se aprobó la ley de gobernador electivo y se eligió al primer gobernador. Muchas son las historias de las supuestas controversias de la Asamblea Legislativa con Luis Muñoz Marín en La Fortaleza.

A esta altura del juego y después de años como legislador, Vega Ramos debe saber que la Asamblea Legislativa es lo que es, dentro de nuestro sistema de gobierno y que ahora con la Junta territorial de control fiscal la cosa va para peor, ya que la misma en la práctica suprimió los poderes constitucionales de esa institución, por no decir de todo el gobierno puertorriqueño.

Así las cosas, creo que Vega Ramos optó por moverse de la Cámara al Senado para intentar hacer unas cosas que no pudo hacer en ese otro cuerpo legislativo. Pero la realidad política es que a menos que no decidan chocar de verdad con la Junta e ir hasta las últimas consecuencias, Vega Ramos hará en el Senado lo mismo ha hecho en la Cámara.

Otras columnas de Ismael Torres

viernes, 13 de septiembre de 2019

El día menos pensado

La muerte a tiros de una mujer joven en una marina en Fajardo, por penosa y viciosa que sea, no debe resultar en afectar derechos fundamentales como el de la fianza, dice Ismael Torres

💬Ver 0 comentarios