Ramón Cruz

Tribuna Invitada

Por Ramón Cruz
💬 0

Luz verde para atacar el cambio climático

Aunque en Puerto Rico pasará desapercibido, hoy es una fecha histórica para la lucha ambiental a nivel mundial. El Acuerdo de París de la Convención Marco sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas entra en vigencia pues se completó el requisito que exige que el mismo sea ratificado por suficientes naciones que conjuntamente sumen el 55% de las emisiones contaminantes. Esto sucedió en tiempo récord a pocos meses de haber sido adoptado, con la participación de las economías más grandes como China, Estados Unidos e India. Su antecesor, el Protocolo de Kioto, tardó nueve años en ratificarse.

Si bien está lejos de la perfección, este es el Acuerdo más complejo de la historia, fruto de un consenso entre las naciones luego de casi una década de negociaciones. El cambio climático es el problema más grande que hayan confrontado los seres humanos, con consecuencias impredecibles y posibles repercusiones apocalípticas para la sociedad como la conocemos actualmente. Para contrarrestar este fenómeno es necesario reducir el uso de combustibles fósiles, componente más importante en la economía global desde la Revolución Industrial hace más de 150 años.

La meta principal del Acuerdo es mantener el calentamiento global “muy por debajo” de los 2 grados centígrados, lo que muchos categorizan de inasequible. El Acuerdo también establece que cada país desarrollará un plan de mitigación y de adaptación al cambio climático. Estos planes serán financiados por los países ricos por medio de un fondo de $100 mil millones anuales a partir de su implementación en el 2020. Luego de la ratificación, procederá preparar el andamiaje y los detalles: qué equivale a una reducción, cómo se medirá la misma, cómo verificar que la reducción suceda, cuánto dinero se asignará a cada iniciativa, etc.

Puerto Rico, al no ser país independiente no participó formalmente del histórico proceso. Ahora bien, como Estados Unidos tiene que crear un plan de reducción de contaminantes y de adaptación al cambio climático, le corresponde al gobierno estatal asegurarse que las acciones locales sean parte del plan nacional. Puerto Rico también puede participar de iniciativas regionales del Caribe o como observadores por medio de organizaciones como la Alianza de Islas Estado (AOSIS).

Nuestro estatus bajo Estados Unidos no puede ser una excusa para darle la espalda a estos procesos. Estados como California participan en este proceso con delegaciones de cientos de personas, incluyendo su gobernador, jefes de gabinete, sector privado en busca de oportunidades y sociedad civil. Aunque Puerto Rico no tiene el tamaño, el liderato nacional ambiental, o la estabilidad económica de California, tiene condiciones como isla tropical para educar a otros lugares. El liderato de las Islas Marshall jugó el rol más crucial en París y, sin embargo, son un protectorado estadounidense. Puerto Rico cuenta con un Consejo de Cambio Climático y una capacidad académica mayor que este pequeño país, no obstante, eligió no involucrarse.

Las órdenes ejecutivas de principio de este cuatrienio fueron un avance. El DRNA, bajo la pasada secretaría de Guerrero, hizo esfuerzos en el área de adaptación. Desafortunadamente, la falta de buen liderato en agencias como la JCA o la Comisión de Energía contrarrestaron este avance sin saber cómo actuar. Es hora de poner atención a problemas globales, tomar liderato en exponer conocimientos que ya tenemos y ponerlos en práctica. Aunque haya una crisis económica, muchas de las soluciones no necesitan grandes inversiones o, en ocasiones, ninguna. El Gobernador puede utilizar el “momentum” del Acuerdo de París para cumplir sus órdenes ejecutivas y dejar un legado sin colores políticos que nos encaminen a lidiar responsablemente con este problema tan apremiante. Podremos darle la espalda al mundo, pero no podemos escaparnos de él.

Otras columnas de Ramón Cruz

jueves, 20 de septiembre de 2018

A caminar por un futuro limpio en Puerto Rico

El ambientalista Ramón Cruz declara que Puerto Rico carece de un plan de acción para mitigar sus emisiones y de adaptación ante el cambio climático

💬Ver 0 comentarios