Ángel A. Crespo Ortiz

Punto de vista

Por Ángel A. Crespo Ortiz
💬 0

Manejo de emergencias: volver a lo básico

Cuando algo se complica, hay que volver a lo básico. Eso es exactamente lo que hacemos con los “smart phones” y los equipos electrónicos “cuando se trancan”. En la computadora oprimimos el botón de “restart”, pero si no responde, hay que procurar un técnico para hacer un “reboot” y, en casos extremos, cambiar el disco duro o comprar un equipo nuevo para comenzar de nuevo.

Cuando un invento se vuelve muy complejo, volver a lo básico es el camino correcto. Eso aplica al Negociado de Manejo de Emergencias en la isla. La agencia, unida a las siete agencias que componen el Departamento de Seguridad Pública, ha colapsado. Así lo denunciamos hace meses todos los directores que estuvimos al frente de esa agencia, a mi juicio la más importante autoridad gubernamental del país por pasados 36 años.

En su historia, esa agencia ha tenido que responder a grandes desastres como la tragedia de Mameyes, en Ponce; los golpes de los huracanes Hugo, Hortensia y Georges, entre otros, así como a la explosión en Río Piedras o el fuego de CAPECO. La lista de eventos a los que hemos respondido es sumamente extensa. Entanto, la memoria histórica que acumulan los exdirectivos de esa dependencia es muy valiosa. El grupo de exdirectivos que aconsejó al gobierno hace meses para que encaminarán cambios drásticos en el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) lo hizo de forma desprendida y con máxima honestidad, pero entonces se ignoraron nuestras recomendaciones. 

Con la presente emergencia, causada por el terremoto y sus réplicas, las designaciones de la Guardia Nacional como el ente bajo el cual se reorganiza Manejo de Emergencias es exactamente volver al principio. La Defensa Civil era precisamente la unión del ejército con la ciudadanía para protegerse y defenderse de todo tipo de riesgo natural, tecnológico incidental o desarrollado por el ser humano.

Hoy, la indignación de un pueblo al ver sufrir a sus hermanos tiene que concluir con el debido proceso y llevar a la justicia a los responsables. Tiene que haber consecuencias. Luego del huracán Katrina, en 2005, el alcalde de la ciudad de New Orleans fue a la cárcel por incurrir en manejo negligente de programas gubernamentales. Por no completar los trabajos de mitigación, una represa colapsó y causó la muerte de más de 1,000 personas. Por eso, en Puerto Rico tenemos que movernos al próximo paso. En Ponce, Guayanilla, Peñuelas, Guánica y Yauco hay gente sin hogar. Tenemos que actuar.

Reitero que tenemos que rescatar la Defensa Civil. Es por esto que debemos continuar como pueblo creyendo y sin perder la fe en el General José J. Reyes, en Nino Correa, en las organizaciones voluntarias activas en desastres. Existe todo un protocolo para el manejo de suministros a través del pueblo, como debe ser. Vamos a ponerlo en vigor. Seremos más fuertes.


Otras columnas de Ángel A. Crespo Ortiz

jueves, 16 de enero de 2020

A rescatar el concepto de la Defensa Civil

Hay que retomar el concepto desde los barrios, sectores, empresas, etc. Es en la comunidad donde podemos defendernos, plantea Ángel Crespo

💬Ver 0 comentarios