Silverio Pérez

Punto de vista

Por Silverio Pérez
💬 0

Mara sin empatía

Cuando usted lea esta columna, Mara Pérez, nombrada por el exgobernador Ricardo Rosselló para dirigir la Autoridad de Transporte Marítimo (ATM), no ostentará  todos los poderes de su puesto. Si aún los retuviera, sería peor para la gobernadora, a quien ya la luna de miel se le ha puesto amarga. 

A fin de cuentas, poco importa. Mara ya está inhabilitada para dirigir esa entidad y esto se sabía desde el mismo momento de su nombramiento. No olvidemos que a ella se le nombra precipitadamente tras la renuncia de Juan Maldonado, por su insensibilidad y falta de juicio al desviar un ferry de carga de la ATM hacia el puerto Mosquito en Vieques para llevar suministros a una actividad privada.

Tampoco olvidemos que, a pesar de que el exgobernador dijo en un comunicado que “la licenciada Pérez Torres es conocedora de las necesidades de los ciudadanos de Vieques y Culebra”, el secretario de Asuntos Públicos, Anthony Maceira, aclaró que por el desconocimiento que ella tenía de los asuntos marítimos se “…va a traer a un segundo, que va a tener experiencia marítima y que se encargará de lo diario”.

Pero todo esto no tiene que ver necesariamente con Mara. Se trata de cierta gente de la que Ricardo Rosselló se rodeó en su administración, ajena a las verdaderas necesidades del pueblo humilde, criada en una burbuja donde la insensibilidad les llevaba a decir lo que salió en el chat de Telegram. No sorprende pues que Mara les pida a los viequenses que se pongan en sus zapatos.

Una de las cualidades imprescindibles en un líder es la empatía, pilar de la Inteligencia Emocional. Empatía es la capacidad de ponerse en los zapatos del otro. Si a una persona con falta de empatía le añadimos el desconocimiento de la historia y la ponemos en una posición donde ambas cosas son esenciales para servirle bien al pueblo, estamos creando una tormenta perfecta.

Cuando Mara Pérez nació, ya mi danza, Isla Nena, se cantaba en las protestas solidarias que hacíamos en apoyo a los reclamos de los viequenses de que la Marina dejara de interrumpir la paz necesaria de los habitantes de esa isla “que es como la isla grande en carne viva”. Luchábamos por los niños que se despertaban en las madrugadas azorados por los bombardeos, por las redes rotas de los pescadores, por la contaminación de las bombas sembradas en la tierra, en fin, por el abuso de un todopoderoso cuerpo militar contra una población indefensa. 

Esa danza, Mara, fue producto de la empatía que generó lo que me contaron los mismos pescadores en el barrio La Esperanza, la primera vez que los visité. La empatía genera empatía y esa gente humilde me hizo el honor de convertir la danza en el himno oficial de Vieques en el 2003, cuando la empatía pudo más que la antipatía que generaba aquel abuso, y la Marina se fue de Vieques.

Los zapatos quecalzan los viequenses, Mara, son muy difíciles de calzar. Son los zapatos del sufrimiento, de la falta de recursos, del discrimen, del abuso, y de la angustia que conlleva tener un familiar que puede morir y no hay forma de transportarlo a tiempo para salvar su vida. Son zapatos muy grandes, Mara. 

Si esperar siete horas te produjo tanta ansiedad que te llevó a pedir ser rescatada por un helicóptero de FURA, imagínate lo que es haber vivido esas vicisitudes por 683,733 horas, o sea, 78 años, desde que en 1941 la Marina realizó el grueso de los desalojos que le permitían acaparar 26,000 de las 33,000 cuerdas de Vieques. Ponte en los zapatos de los desplazados a los que se les hizo firmar una declaración en la que se comprometían a no hacer ninguna reclamación, de clase alguna, contra Estados Unidos, el Departamento de la Marina o sus funcionarios o agentes al desalojar el sitio y aceptar el lugar que se le asignara. Haz el ejercicio. Se llama empatía, Mara, empatía.


Otras columnas de Silverio Pérez

martes, 26 de noviembre de 2019

Pedro Pierluisi: ¿borrón y cuenta nueva?

Olvidar los tres años que condujeron al histórico julio del 2019 sería altamente irresponsable. Pretenderlo, como reclama Pedro Pierluisi es irrespetuoso, opina Silverio Pérez

martes, 22 de octubre de 2019

Sentido común y criminalidad

Silverio Pérez argumenta sobre la clave de frenar la demanda por las drogas como giro importante para combatir la criminalidad en Puerto Rico

lunes, 23 de septiembre de 2019

Pérez Casillas encasillado

Silverio Pérez declara que el exoficial de la Policía fue la cabeza visible del aparato de persecución y violación del derecho a pensar libremente que el estado montó en Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios