Adrianne G. Tossas Cavalliery
💬 0

Maravillosas aves

Se acerca la primavera, ¡y las aves lo saben! Ya comienzan a hacerse más evidentes en nuestros alrededores al escucharse sus canciones con mayor intensidad y entusiasmo.

Para los interesados en adentrarse en el diverso mundo de las aves, esta temporada es una buena oportunidad para comenzar a aprender a identificarlas.

Conocer las diferentes especies de aves no es una destreza exclusiva para biólogos; por el contrario, cualquier persona puede disfrutarlas desde la comodidad de su hogar. Seguro que desde su balcón o patio puede ver o escuchar algunas especies, inclusive en áreas urbanas.

El único requisito es dedicarle un poco de tiempo para notar ciertas características, como su forma, tamaño y colores del plumaje. De este modo comenzará a distinguir entre las más comunes, incluyendo palomas, reinitas, pitirres y mozambiques. Una vez identifique estas especies, podrá pasar al siguiente nivel: observarlas usando un par de binoculares y comparar sus rasgos con las láminas de una guía de identificación de aves.

Al adentrarse en esta aventura, le atraerán detalles de su conducta. También podrá diferenciar las vocalizaciones particulares de cada especie. Es como si un nuevo mundo se abriera para sus sentidos, o rompiera un código especial que encierra la naturaleza. Algunos hasta querrán tomar fotos de sus aves favoritas.

En Puerto Rico tenemos alrededor de 350 especies de aves residentes y migratorias, distribuidas a través de diferentes tipos de hábitats. Entre estas se destacan 17 especies endémicas, o exclusivas de nuestra isla.

Cuando su propósito se extienda a querer conocer esta vasta avifauna, lo invitamos a unirse al grupo de aficionados de la Sociedad Ornitológica Puertorriqueña. Aquí podrá participar de talleres y salidas de campo dirigidas a educar a la membresía y ciudadanía en general. Niños o adultos son bienvenidos.

Cada cual establece el reto de cuántas especies quiere ver o incluir en su lista. Pero la idea es disfrutar y apreciar, sin prisa. La naturaleza guarda muchas sorpresas para los que prestan atención.


Otras columnas de Adrianne G. Tossas Cavalliery

martes, 7 de abril de 2020

La culpa no fue del murciélago …directamente

Aunque el murciélago no fuera el vector directo del virus, queda comprobado que el comercio ilegal de vida silvestre trae consecuencias negativas para humanos, dice Adrianne G. Tossas Cavalliery

viernes, 13 de marzo de 2020

Coronavirus y medioambiente: sorpresa en Wuhan

Coincidiendo con la cuarentena provocada por el brote viral, los niveles de dióxido de nitrógeno en Wuhan bajaron entre un 10 y 30%, dice Adrianne G. Tossas Cavalliery

miércoles, 26 de febrero de 2020

Mi querido cepillo de dientes

Tenemos que movernos a buscar soluciones para las situaciones ambientales complejas que hemos ido creando durante décadas, expone la ecóloga Adrianne Tossas

martes, 28 de enero de 2020

Sismos y animales

Adrianne Tossas escribe sobre la supuesta habilidad de los animales para la premonición de fenómenos naturales

💬Ver 0 comentarios