Milagros Rivera Watterson

Tribuna Invitada

Por Milagros Rivera Watterson
💬 0

María y su secuela

El mes de septiembre de 2017 será recordado por el azote de Irma y luego del huracán María. La destrucción que hemos sufrido con María ha sido única en nuestra historia, así que tenemos 225,000 familias sin hogar, miles de refugiados, falta de luz eléctrica y agua potable en la mayoría de nuestros hogares, deforestación total, carreteras y puentes destruidos, pueblos incomunicados y personas que pasan sed y hambre.

El efecto de este huracán no se puede describir en forma simplista y prejuiciada, como lo hizo Trump, indicando que Katrina fue peor por el número de muertos, y ni se nos puede consolar tirando papel toalla a refugiados. El sufrimiento de niños, viejos y familias que han perdido sus pocos bienes, la falta de combustible, las largas filas y la incertidumbre son el pan nuestro de cada día para la mayoría del pueblo y eso él no lo vio. Si le añadimos los comercios cerrados, los que se están quedando sin trabajo, los dos estructurales a los pequeños negocios, el efecto económico es inmedible y muy difícil de recuperar.

Ante este panorama desolador hay un pueblo con una gran capacidad de recuperación, con una resiliencia comunitaria única, que se tiró a la calle inmediatamente pasado el huracán a cortar árboles y removerlos para facilitar el acceso al exterior sin esperar por la acción municipal. No estaban sentados esperando ayudas estatales ni federales, no eran unos vagos, solo gente decidida a enfrentar la adversidad con esfuerzo y trabajo.

De esta difícil experiencia hemos aprendido y seguiremos haciéndolo a:

-Hacer largas filas sin colarnos ni pelear para adquirir gasolina, diésel y comida.

-A vivir sin celular ni televisión y por lo tanto hablar con los que tenemos a nuestro alrededor.

-A desarrollar aún más nuestro sentido de solidaridad, olvidándonos de que estamos mal para ayudar a otros que consideramos están en peores circunstancias.

-A hacer filas por horas en un banco porque no tenemos dinero en efectivo y cuando estamos llegando cierran porque se fue el sistema.

-A vivir con lo indispensable.

-A lavar ropa a mano y tenderla en lo que nos quedó de verja.

-A ahorrar la comida para que nos dé y no disfrutar de un buen café mañanero.

-A vivir rodeados del ruido de las plantas eléctricas.

-A acostarnos a las 8:00 pm sin nada que hacer, pero recuperando el gusto por una buena conversación.

-A conocer gente del vecindario que no sabíamos que existían.

-A ver a los padres jugando otra vez con sus hijos y estos aprendiendo viejos juegos, que para ellos, producto de la tecnología, eran desconocidos.

-A volver a mirar la luna y las estrellas.

-A compartir nuestra comida con los más necesitados.

-A comer bajo la luz entrecruzada de las linternas ya que no tenemos quinqué.

-A bregar con la ansiedad de que a fin de mes no vino la pensión e ingeniárnosla para sobrevivir.

Son tantas las actividades que hemos vuelto a hacer y seguiremos re-inventando, porque lamentablemente esta recuperación va para largo. Mientras tanto nos preocupan las personas a quienes no les ha llegado ayuda, los que reciben cupones para alimentos pero los pocos supermercados abiertos algunos no truenen sistema y no los pueden usar, los ancianos y los niños que no pueden valerse por sí mismos. El gobierno municipal, estatal y federal tienen que agilizar sus esfuerzos buscando formas de hacer llegar la ayuda. Al país le pedimos seguir aunando esfuerzos, duplicar la solidaridad, ayudar al que tiene menos , redoblar nuestro trabajo y buscar alternativas. El futuro es ya y no espera.

Otras columnas de Milagros Rivera Watterson

jueves, 15 de noviembre de 2018

No ignoren a las confinadas

La trabajadora social Milagros Rivera Waterson insta al gobierno para que implante cambios sugeridos por un estudio de la UPR sobre mejores iniciativas de rehabilitación para las confinadas

martes, 11 de septiembre de 2018

Solidarios y esperanzados ante riesgo de otro ciclón

La trabajadora social Milagros Rivera Waterson reafirma la importancia de estar preparados en caso del azote de un nuevo ciclón y asumir actitud positiva para afrontar cualquier impacto de fenómenos naturales que el hombre no puede evitar

💬Ver 0 comentarios