Luis Alberto Ferré Rangel

600 palabras

Por Luis Alberto Ferré Rangel
💬 0

Más allá del crimen

La inseguridad social que vivimos tiene sus raíces en la inequidad social y la desarticulación de las estrategias para propiciar la seguridad pública de los ciudadanos. Esas condiciones fueron agravadas por el huracán María.

En solo nueve días de 2018, 89 vidas víctimas del tráfico de personas fueron detenidas en aguas al oeste de Puerto Rico, por la Patrulla Fronteriza federal. La línea de Primera Ayuda Sicosocial (PAS) de la Administración de Servicios de Salud Mental y contra la Adicción reportó un aumento de 9,024 llamadas en 2017. Entre ellas, hubo 1,496 personas más que el año anterior atendidas por intentos suicidas. Esos datos no incluyen las cifras correspondientes a diciembre. En noviembre de 2017 nada más, la línea atendió por intentos suicidas a 676 personas más que para el mismo mes en 2016. Y aunque el Departamento de la Familia reconoció que el colapso de las telecomunicaciones tras el paso del huracán María trastocó sus procesos para registrar y atender posibles casos de maltrato de menores y adultos mayores, entre septiembre y octubre, 4,996 llamadas del total de 8,103, se convirtieron en referidos. Fueron menos que los del mismo periodo del año pasado, pero uno solo es demasiado.

Todo, en medio de un vacío de institucionalidad sin precedentes. Por eso hablar de un “plan anti crimen” es quedarse corto ante esta compleja realidad. Pero antes de comentar sobre ello…

Lo cierto es que los ciudadanos nos sentimos poco protegidos con la ausencia de policías y la incidencia delictiva. Sin que acabara el undécimo día de enero, hubo 32 asesinatos, el doble de los ocurridos en el mismo periodo el año pasado. No hubo arrestos relacionados.

La primera línea de defensa es la calle, y la calle está oscura, salvaje con semáforos aún sin operar. Es tierra de nadie. No en balde la gente se quiere ir de Puerto Rico.

Esa es la cruda realidad. Súmele el ausentismo y la desmoralización de policías. El liderato del secretario de Seguridad Pública, Héctor Pesquera, está cuestionado ante esta realidad, no importa todos los chivos expiatorios que encuentre, como fue la coronel Michelle Hernández. Su despido fue solo una cortina de humo. El blue flu y las cifras de las muertes por el huracán son inocultables.

Pesquera: ¿Cuál es el plan?

Ahora, no se trata de tener menos asesinatos que el año pasado porque las estadísticas se manipulan, se manosean, se atrasan o se adelantan. En Puerto Rico se asesina el doble de personas que las que se asesinan en la Ciudad de Nueva York. Allá, en la mayor urbe de Estados Unidos, con una población que en 2016 rondaba los 8.5 millones de personas, el año terminó con menos de 300 asesinatos. Aquí, con cerca de 3.3 millones de habitantes, hasta el 30 de noviembre de 2017 hubo, preliminarmente, 614. Esa es la realidad.

Nelson Mandela declaró ante la Organización Mundial de la Salud que “la violencia medra cuando no existe democracia, respeto por los derechos humanos, ni condiciones de buen gobierno”. Nótese la última frase.

El llamado “plan anti crimen” no solucionará el crimen, porque no ataca las raíces del problema. Los secretarios y comisionadas vendrán y se irán, y hasta que el gobierno no ataje el problema de raíz, seguiremos en las mismas.

Puerto Rico tiene su Estrategia Nacional de Seguridad Pública Solidaria trabajada por una mesa transdisciplinaria de expertos, facilitada por Agenda Ciudadana. Tiene siete ejes: institucionalidad, información, prevención, control y sanción (ese es el plan anti crimen aquí), asistencia a las víctimas y equidad social.

Bajo el eje de la institucionalidad se encuentra el Consejo Nacional de Seguridad Pública y agrupa a las instituciones públicas y privadas que coordinan y planifican. El eje de información incluye la recopilación, el análisis y la divulgación de estadísticas fiables que no deberían estar en manos de la Policía, si no del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico.

El eje de prevención es el de mayor alcance: implica acciones dirigidas a la modificación y reducción de factores de riesgo, por ejemplo, la prevención de la violencia escolar. ¿Cómo se ha integrado en la isla a las organizaciones de base comunitaria para trabajar en esto? No se sabe.

Los ejes de reinserción y de equidad social son los más significativos. Una sociedad cuya cultura se organiza bajo el principio de una distribución equitativa de las oportunidades, pero que en la práctica no ofrece esas oportunidades, es caldo de cultivo para la violencia generalizada.

Esto no lo logran las autoridades solamente, también nosotros los ciudadanos tenemos que cuidarnos los unos a los otros. Después de todo, siempre seremos muchos más que la Policía.

Otras columnas de Luis Alberto Ferré Rangel

domingo, 4 de febrero de 2018

Esperando a Godot

Luis Alberto Ferré Rangel, director general de GFR Media, declara que, a pesar del caos y la desatención, Puerto Rico no está de rodillas, ni de brazos cruzados

domingo, 21 de enero de 2018

Pregunto yo

Luis Alberto Ferré Rangel, director general de GFR Media, expresa que a 124 días del ciclón María, el pueblo merece respuestas, claras y contundentes, ahora

martes, 2 de enero de 2018

El año de nuestra transformación

El director general de GFR Media, Luis Alberto Ferré Rangel, expone aspectos medulares que precisa la transformación de Puerto Rico en 2018.

💬Ver 0 comentarios