Ana Teresa Rodríguez Lebrón
💬 0

Más pobre que pobre

Están. Tienen nombre e historia, pero insisten que no hay espacio para las palabras…solo para números. Cualquiera pensaría que lo nuestro es ser un país de primer orden con las ciencias como norte. Que aquí los líderes no toman decisión alguna sin la bendición del análisis matemático. Pecando pensarse Leonhard Euler, diseñan desde sus despachos las ecuaciones que respaldarán cada mala decisión; y cegados por la soberbia apuestan a que sus ecuaciones neoliberales superarán en belleza a las del Maestro.

Toman los números sin entender la complejidad que cada uno encierra y los interpretan a conveniencia de sus pares, esos que insisten que tenemos demasiados derechos. Los que a viva voz violan dignidades, cierran escuelas y lanzan a la calle al obrero. Son los números, nos dicen. Los números son los que concluyen que la soga siempre, estadísticamente hablando, parte por lo más fino. Ellos solo son emisores del resultado científico. Después de todo, el líder principal se doctoró entre probetas y ecuaciones matemáticas.

No hay tiempo para nostalgias, mucho menos para pensar que detrás de cada número hay humanos despojados de futuro. La vida requiere sacrificio, aunque los sacrificados, cual carrera de relevo, siempre sean los mismos. En este país se nace corriendo, se descansa corriendo. Tenemos nombre y con ello una historia, pero nunca tiempo para apalabrarla.

Concluye el Maestro Zigmund Bauman, al explicar su propuesta filosófica de lo moral y el individualismo consecuente de una sociedad consumista, que “todas las medidas emprendidas en nombre del «rescate de la economía» se convierten, como tocadas por una varita mágica, en medidas que sirven para enriquecer a los ricos y empobrecer a los pobres”. Pero aquí ya no hay más pobreza a la que llegar.

¿Existirá una palabra que resuma lo que es estar más pobre que la pobreza?

Otras columnas de Ana Teresa Rodríguez Lebrón

lunes, 17 de septiembre de 2018

Denunciar la mentira

Ana Teresa Rodríguez Lebrón argumenta sobre el valor de la denuncia de la mentira

lunes, 20 de agosto de 2018

Nos queremos libres

Ana Teresa Rodríguez Lebrón aborda el problema de violencia contra la mujer

lunes, 16 de julio de 2018

Sacrificio salarial

La escritora Ana Teresa Rodríguez Lebrón señala que ganarse casi un millón de dólares pagado por un pueblo estrangulado económicamente no es un sacrificio

💬Ver 0 comentarios