Carlos Dalmau Ramírez

Punto de vista

Por Carlos Dalmau Ramírez
💬 0

Más tarde o más temprano, Ricky Rosselló regresará

Es difícil imaginar cómo ha sido el mundo interior de Ricardo Rosselló desde agosto de 2019.  Luego de su vergonzosa y atropellada renuncia al puesto más codiciado entre nuestros políticos, es de suponer que haya pasado largos días pensando en las circunstancias de su caída y noches enteras atribulado por su futuro.  En estos trances, se me ocurre que una pregunta surgió temprano y ha persistido en su pensamiento: ¿Cómo regresar al ruedo político en Puerto Rico?

No digo que la pregunta es si regresará o no a la política.  Esta pregunta ya él la ha contestado en la afirmativa.  La pregunta más difícil de contestar es el cuándo.  Seguramente algunos de sus antiguos confederados políticos le habrán dicho que es mejor esperar, que debe dejar pasar el tiempo para rehabilitar su imagen y regresar en el futuro a un Puerto Rico más dispuesto a perdonar.   Otros le confortarán recordándole a Ricky que él es joven, que tiene la vida por delante; que se tome su tiempo para abultar el resumé con nobles obras y con logros profesionales para regresar cuando el olvido ya haya hecho su trabajo.   

Ricky concurrirá que un regreso por la gobernación, en estos momentos, está fuera de la mesa.

Sin embargo, ese no es el único camino de regreso que el joven Rosselló tiene ante sí.  ¿Qué tal una candidatura legislativa por el PNP en el 2020? 

Algunos pensarán que eso es descabellado.  Desde la mente del político no lo es.  Según los informes de la Comisión Estatal de Elecciones, Rosselló tiene en sus arcas cerca de $800 mil de su comité de campaña, que bien podría utilizar para una campaña legislativa cuyo objetivo sería, no solo su elección como legislador, sino la rehabilitación de su imagen.  Con ese caudal, ¿por qué debe posponer su regreso?  

Lo cierto es que si Ricky decidiera aspirar a un escaño legislativo por acumulación, ya sea en la Cámara o en el Senado, es altamente probable que sea uno de los candidatos que más votos saque dentro del PNP.  Esa realidad él la intuye y la sopesa ante el riesgo de que precipitar su regreso puede abrir las heridas que dejó su gobernación y exponerle a una demonización parecida a la que sufrió su padre.  

Por su parte, los candidatos de la Palma saben que una candidatura de Ricky es un arma de doble filo.  Si bien ayuda a activar la base del PNP, inevitablemente traería como tema principal de la campaña el desempeño y el carácter de Rosselló, lo que aviva el voto anti-gobierno.  

Mientras tanto, la incertidumbre en el PNP ha aumentado exponencialmente con la expectativa generada por Wanda Vázquez, quién no descarta su propia candidatura a la gobernación en el 2020.  Pronto sabremos si estos movimientos son meros simulacros o son de verdad.  Una cosa es casi segura, más tarde o más temprano, Ricky Rosselló regresará.

Lea sobre este tema la columna de Carlos Díaz Olivo.

Otras columnas de Carlos Dalmau Ramírez

jueves, 24 de octubre de 2019

Enmiendas electorales venenosas

Cuando los cambios al sistema electoral se imponen a porrazos por la mayoría y en atropello de las minorías, entramos en una zona peligrosa para nuestra golpeada democracia, señala el licenciado Carlos Dalmau

💬Ver 0 comentarios