Manuel G. Avilés Santiago
💬 0

Mayoketchup

Uno de los más acalorados debates acaecidos en las redes sociales fue el que se generó en torno al origen del mayoketchup. Mientras una marca reconocida lanzó con bombos y platillos el producto como algo innovador, la competencia cuestionó su originalidad y se autoproclamó como pionera en la confección de la salsa rosada. Mientras la patria digital debatía la relevancia de la controversia, yo me adentraba a la zona montañosa de Yauco, donde la cocinera Viña Hernández me ayudaba a descifrar el verdadero secreto de los sorullos puertorriqueños.

Viña Hernández García, también conocida como La Gran Pastelera, es la figura revelación en las redes sociales. Su página de Facebook se ha convertido en espacio predilecto para miles de diasporriqueños quienes viven la patria desde la gastronomía. A través de transmisiones en vivo desde su hogar en Yauco, Hernández comparte recetas tradicionales de la cocina puertorriqueña tales como: el arroz con salchichas, los bacalaítos, los chicharrones de pollo, los “cheese dogs” y el funche. En fin, hay de todo en la viña del sabor.

Sin libreto ni artificios de producción, Viña confecciona sus platillos mientras interactúa no sólo con sus seguidores, si no con el entorno que la rodea. Quienes seguimos a Viña desde otras partes del mundo, lo hacemos no sólo para conocer la magia detrás del crujiente bacalaíto, sino para reconectarnos con la isla. En sus intervenciones, no es sólo Viña y su cocina, es también su gallina Juanita, su gallo Juancho y hasta el aguacero vespertino, quienes hacen sus pininos en muchos de sus vídeos.

Pero lo más importante de Viña Hernández García es su rol como única narradora de su propuesta culinaria. Viña no necesita de Anthony Bourdain (animador de Parts Unknown en CNN) ni un Andrew Zimmern (animador de Bizzare Foods en Travel Channel) que colonicen su espacio y validen sus platos en sus roles de traductores culturales. En la cocina de Viña, se habla y se come en puertorriqueño, y el mayoketchup no se compra, se hace en casa.

Otras columnas de Manuel G. Avilés Santiago

martes, 18 de septiembre de 2018

La Miss Universe que necesitamos

El profesor Manuel Avilés Santiago expone que Miss Puerto Rico pasa a ser la representante de las frustraciones de un pueblo al que se le obliga a sonreír y a renacer resiliente, aun cuando las condiciones no lo permiten

martes, 21 de agosto de 2018

Nombres impropios

Manuel Avilés Santiago comenta sobre las prácticas al escoger un nombre para los hijos y las curiosidades creativas producto de fusiones u otras circunstancias

martes, 31 de julio de 2018

Esta es Mi Escuela

El profesor Manuel G. Avilés Santiago indica que en Puerto Rico la representación de la escuela se limita a la noticia del cierre, del despido, o de la falta de recursos en los planteles

martes, 17 de julio de 2018

¡Ese bendito celular!

El profesor Manuel G. Avilés Santiago explica cómo el celular se ha convertido en un instrumento revelador de atropellos

💬Ver 0 comentarios