Gerardo A. Carlo-Altieri

Tribuna Invitada

Por Gerardo A. Carlo-Altieri
💬 0

Mediación como herramienta en casos bajo PROMESA

El nombramiento esta semana de un grupo de mediación por la jueza Laura Taylor Swain en los casos pendientes bajo la ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés) no debe sorprender a ninguna parte.

Desde la primera vista en su corte, la jueza Swain enfatizó a los abogados en su sala que la solución al sobreendeudamiento del Gobierno de Puerto Rico no se consigue por medio de litigios y peleas judiciales sino por negociación de buena fe y consenso entre las partes. Esto también es la intención congresional de PROMESA, ya que la radicación de un título III judicial requiere bajo la sección 206 de la ley, que el Gobierno pruebe que trató de negociar de buena fe un acuerdo consensual.

El panel de mediación nombrado por la jueza Swain lo preside la jueza Barbara J. Housler, una magistrada de prestigio en los tribunales de quiebra de los Estados Unidos, quien presidió la asociación de jueces de quiebra federal (NCBJ).

Llama la atención que se haya nombrado al panel a un juez de circuito apelativo, Thomas L. Ambro, obviamente por su peritaje sobre el tema de reorganizaciones corporativas y ley de bancarrota. Otros miembros son la jueza Nancy Friedman Atlas, experta en asuntos de mediación en casos de quiebra, el juez Christopher M. Klein, ex presidente de la corte de quiebras del distrito este de California y quien presidió en el caso de capítulo 9 municipal de la ciudad de Stockton, California y el juez de distrito federal del sur de Nueva York, Víctor Marrero, único puertorriqueño en la lista.

La orden de la jueza Swain se basa en la sección 105 del Código de Quiebras federal, que concede poderes extraordinarios “en equidad” al tribunal. Contrario al Capítulo 9 municipal, esta sección 105 tiene aplicación en PROMESA. La mediación es de tipo voluntaria y protege la confidencialidad de la información de las partes, pero la orden obliga a los abogados a someterse de buena fe a discusiones preliminares con los mediadores y someter información sobre la posición de sus clientes en los casos de título III pendientes.

La jueza Swain también menciona que la presidenta del grupo de mediación explicará el proceso de mediación en más detalle en la vista señalada para el 28 de junio de 2017 en San Juan. 

La mediación voluntaria de casos radicados ante los tribunales de quiebra de los Estados Unidos se ha convertido en una alternativa extrajudicial muy recomendable. Sin embargo, aunque el titulo VI de PROMESA requirió la negociación voluntaria como paso inicial, dicha fórmula no produjo resultados positivos, con excepción del posible acuerdo con bonistas del Banco Gubernamental de Fomento y un acuerdo pendiente con los acreedores de PREPA negociado fuera de PROMESA.

Por otro lado, el caso de quiebra bajo el Capítulo 9 del U.S. Bankruptcy Code para la cuidad de Detroit mostró que la mediación supervisada por el tribunal de quiebras puede ser una herramienta muy efectiva para conseguir recortes de deuda considerables. En Detroit, el tribunal nombró al juez presidente del Tribunal de Distrito federal de Michigan, Gerald Rosen, para actuar como mediador principal. Rosen fue clave en las negociaciones con acreedores, organizando reuniones con las fundaciones principales de la ciudad, bancos e instituciones financieras como UBS, Bank of America y Merill Lynch. Sus gestiones fueron instrumentales para terminar el caso en tiempo record de 18 meses, con un recorte de deuda de alrededor de $7 mil millones y con acreedores recibiendo desde un 14% a un 75% de sus acreencias.  

La jueza Swain debe estar muy consciente de la enormidad del problema financiero de Puerto Rico y de la crisis de liquidez que tiene encima el Gobierno de turno. También conoce sobre el éxito de la mediación en el caso de Detroit y que las soluciones judiciales y las apelaciones a los distintos foros pueden retrasar la aprobación de un plan de ajuste y llevar a la Isla a un estado de indefensión.

La solución de la mediación resulta imprescindible para llegarse a una solución global. El grupo de magistrados nombrados por el tribunal tiene en sus manos la llave para solucionar los casos judiciales radicados bajo Promesa y el futuro de Puerto Rico depende de estos.   

Otras columnas de Gerardo A. Carlo-Altieri

miércoles, 21 de noviembre de 2018

¿En dónde estamos con Cofina?

El exjuez Gerardo Carlo Altieri explica la decisión del Tribunal de Promesa en en torno a la Declaración Informativa sobre el Acuerdo de la deuda de Cofina

martes, 20 de noviembre de 2018

El Acuerdo de Cofina

El licenciado Gerardo Carlo resume objeciones presentadas por varias entidades sobre el Acuerdo entre el gobierno y los bonistas de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante que se ventilarán en audiencias señaladas a corto plazo ante la jueza Laura Taylor Swain

viernes, 16 de noviembre de 2018

El dilema sobre la Junta de Supervisión

El exjuez Gerardo Carlo señala que aún los especialistas del derecho concursal tradicional no “saben nada” sobre los procesos que se desarrollan bajo la ley Promesa

lunes, 12 de noviembre de 2018

Promesa no resolverá la crisis

El licenciado Gerardo Carlo advierte que, a pesar de planes de ajustes de deuda surgidos como parte de la ley Promesa, sin una verdadera reforma contributiva será cuesta arriba resolver la crisis sistémica y estructural de Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios