Manuel Martínez Maldonado

Punto de vista

Por Manuel Martínez Maldonado
💬 0

Medicamento político

El desastre que ha sido la pandemia ha causado un problema en la apreciación de la ciencia médica. No sorprende que la gente responda con celeridad a cualquier posibilidad de prevención o cura, máxime cuando no existe ni vacuna ni medicina comprobada que haga ninguna de las dos cosas al COVID-19. Normalmente, los expertos médicos y epidemiólogos son los que manejan la situación en una pandemia. Esta, que aún prevalece, ha caído en manos del presidente de los Estados Unidos, quien se dio a la tarea de promulgar un remedio, hidroxicloroquina (HCQ) para el que no existía la más mínima evidencia médica que tuviese efectos contra el virus ni en el humano ni en otros animales. Sin embargo, porque sí había evidencia de que, en cultivos de células, parecía evitar que el virus entrara a ellas, se hicieron estudios en pacientes.

En la última semana de mayo, tal y como reportó la revista Time, la OMS detuvo temporalmente la inscripción de personas para el estudio llamado Solidaridad que está investigando una serie de diferentes terapias potenciales contra el coronavirus, por las preocupaciones sobre los efectos adversos sobre el corazón de la HCQ. Al respecto hubo una publicación en la revista Lancet el 22 de mayo. Este estudio involucró a más de 96,000 personas, y se descubrió que el medicamento no mejoró la supervivencia entre los pacientes hospitalizados con COVID-19, y que estos pacientes tenían más probabilidades de desarrollar anormalidades en el ritmo cardíaco, un conocido factor de riesgo de la droga, que los que no recibieron la medicación. 

Luego de preguntar sobre cómo la agencia de recolección de datos los reunió, tres de los autores decidieron retractarse del estudio. Esto ocasionó que se cuestionara la negatividad del estudio. De hecho, es posible que, prospectivamente, se encuentre que los efectos secundarios del medicamento son peores de lo que se pensaba. Otros estudios también han encontrado que las personas que toman HCQ no se benefician; un estudio realizado en Nueva York sugirió que los pacientes de COVID-19 que tomaban el medicamento tenían la misma probabilidad de necesitar un ventilador y morir de la enfermedad que aquellos que no lo recibían. 

En un estudio observacional publicado en el New England Journal of Medicine (7 de mayo) en el que participaron 1,446 pacientes con COVID-19 que habían ingresado en el hospital, la administración de HCQ no se asoció con una reducción o con aumento del punto final que era intubación o muerte. El estudio dejó claro que se necesitan ensayos controlados aleatorios de HCQ en pacientes con COVID-19. Sin embargo, con la promesa que representan remdesivir en pacientes moderadamente enfermos y decadrón (dexametasona) en el tratamiento de pacientes muy enfermos, tal vez saber más de HCQ sea solo necesario para que se deje de usar totalmente en pacientes con el virus.

La medicina y sus medicamentos no pueden tener partidos, porque al virus poco le importan las opiniones y creencias políticas. Hasta que no hay ciencia sólida sobre una medicina, no se debe generalizar sobre sus efectos beneficiosos.

Otras columnas de Manuel Martínez Maldonado

viernes, 22 de mayo de 2020

La epidemia es culpa de otros

Echar culpa es fácil. Responder a tiempo al peligro solo lo hace un gran líder. Lo sabe el mundo entero, escribe Manuel Martínez Maldonado

sábado, 16 de mayo de 2020

A lo escondido: Código Civil y otros asaltos

Nada ha pasado, porque la legislatura es la que investiga la orden de $38 millones. A lo escondido, pero con la obviedad que los caracteriza, no pasará nada, dice Manuel Martínez Maldonado

domingo, 10 de mayo de 2020

La “r” del virus

Interesa saber lo que los epidemiólogos llaman el número de reproducción efectiva o “R”; si ese número es superior a uno, la pandemia se recrudecerá, escribe Manuel Martínez Maldonado

martes, 5 de mayo de 2020

Del sartén al fuego

Parece obvio que hay que tener cautela, no vayamos a saltar del sartén al fuego. ¡Hay que seguir la ciencia!, escribe Manuel Martínez Maldonado

💬Ver 0 comentarios