Mayra Montero

Tribuna Invitada

Por Mayra Montero
💬 0

Mensaje desde el Polo Norte

Para empezar, es temerario tensar la cuerda —la cuerda de nuestra resistencia—, dedicando a la anécdota y al “reconocimiento” los treinta o cuarenta primeros minutos de un mensaje sobre el estado de situación del País.

Eso no es así. Para tales coloraturas y arabescos deben estar otros foros y otras ocasiones.

No es normal que un jefe de estado colme de hastío a los ciudadanos que esperan que entre en materia lo más pronto posible. Y si anteriormente se acostumbraba usar esos recursos, como un golpe de efecto sensiblero, consistente con la sempiterna bobería legislativa, ahora todo ha cambiado, o debería haber cambiado, y se hace imprescindible, urgente, ir derechito al grano.

Ricardo Rosselló tardó en hacerlo, y desde afuera, para los que hemos visto ya tantos mensajes, era evidente que había llegado a un hemiciclo frío como el Polo Norte. Tan descolocados o poco atentos estaban los presentes, que cuando el Gobernador hizo una pausa, después de pronunciar por vez primera el eslogan, tan desolado y soso —eso de “Lo prometimos y estamos cumpliendo”—, casi todos se quedaron en babia y demoraron en llegar los aplausos. Fue un poco como en los conciertos de música clásica, donde los advenedizos aplauden entre movimientos, y de pronto sale alguien que los manda a callar. Aquí fue así, pero al revés. Nadie aplaudió y él se quedó cortado. Hubo como un aviso de quién sabe dónde para que despertaran los honorables y las honorablesas, y chocaran las palmas con más brío, que parecía que no habían comido desde el desayuno.

El Primer Ejecutivo, en lo adelante, se vio obligado a gritar el “leit motiv” de su discurso, tratando de sacudir al público, casi alaridos de que lo había prometido y estaba cumpliendo. Fue un énfasis, a mi juicio, patético, porque lo cierto es que aquí no se ha cumplido nada. Lo único que se ha hecho realidad son los peores vaticinios de quiebra y el derrumbe de un modelo hace décadas fallido. El distanciamiento no es una ilusión óptica. Vendrán millones, pero con distancia. ¿Acaso él mismo no ha sentido esa implacable lejanía?

Afirmó el Gobernador que todos esos fondos que llegarán desde Estados Unidos —cuando sea que lleguen— hubieran llegado sin necesidad de que pasara un huracán por la Isla, si ésta fuera un estado. No es cierto, pero qué más da.

Recordó que prometió el voto presidencial, y lo ha conseguido. Un momento, ¿cuándo? En realidad debió decir que había firmado por su cuenta un proyecto para suplicarlo, que no es lo mismo ni se escribe igual.

Aseguró que aumentará el salario a policías y maestros. Reducirá el IVU. Devolverá más dinero a los soldadores. El ejemplo del soldador fue el momento más original de ese mensaje que no tuvo originalidad ninguna.

Yo no oí que mencionara a la jueza del tribunal de quiebras. No. Ni que nos pusiera al tanto de los requerimientos más profundos que le ha hecho la Junta de Control Fiscal, y que él conoce de sobra, pero evita compartir en su mensaje.

Los jefes de ambas cámaras lo observaban con benevolencia. Yo Rosselló me hubiera parado detrás y no delante de ellos. Aunque lo dicte la tradición y la Constitución y todo, no me quedo con tales “ángeles” a mis espaldas.

El más cálido de la Groenlandia fue Maximino. El más sincero tal vez. Un hombre que invitaron allí para que el Gobernador contara que salvó, durante el huracán, a cuarenta y pico de almas, y como a treinta perros que metió en su casa.

Con Maximino hubiera terminado, lo demás sobraba.

Otras columnas de Mayra Montero

jueves, 15 de noviembre de 2018

Así empieza lo malo

La escritora Mayra Montero expresa que Rosselló no ha sabido reaccionar a tiempo para neutralizar a una legislatura que ha hecho todo lo posible por bajarle los pantalones en público

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Un optimismo de aquí a China

En psicología, se han estudiado los efectos colectivos de las catástrofes y las fases por las que atraviesan las poblaciones después de un evento mortal, provocado por el hombre o por el simple azar de la naturaleza.

martes, 30 de octubre de 2018

Comerío es ingrato

Mayra Montero expresa que, ante el despilfarro legislativo, los políticos de distintos partidos se protegen unos a otros

domingo, 2 de septiembre de 2018

Once mil vírgenes

La escritora Mayra Montero indica que al declararse en bancarrota, se supone que la Arquidiócesis emprenda de lleno en una etapa de transparencia absoluta, donde nada se le oculte a nadie

💬Ver 0 comentarios