Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Merecido homenaje a Jesús Rojas en Caguas

En un merecido tributo, el campeón mundial pluma provisional de la AMB, el cagüeño Jesús Rojas, recibió ayer por parte del alcalde William Miranda Torres el cinturón que así lo acredita, consciente este del esfuerzo enorme que ha tenido a través de su carrera profesional de 29 combates, con récord de 26-1-2, y su paso por el campo amateur con más de 200 peleas, que no han hecho mella en su cuerpo forrado de acero y en su mente blindada de gallardía.

En una ceremonia sencilla, coordinada por Pepo Pereira, se hizo justicia a un boxeador laborioso y humilde que lo da todo sobre el ring con su estilo aguerrido, que me recuerda a Frankie Narváez, nacido en Caguas y quien en los años sesenta venció a tres monarcas universales de la división ligera: el dominicano Teo Cruz, el filipino Pedro Adigue y el mexicano Chango Carmona, sin títulos en juego, pero perdiendo apretadamente con el panameño Ismael Laguna y el tagalo, Flash Elorde, cuyos resultados causaron motines con varios heridos en el Madison Square Garden.

Rojas, de su misma estirpe guerrera, ha tenido largos escapes del cuadrilátero porque su fama de arrollador y noqueador, con 19 víctimas por la vía corta, ha causado temor de posibles adversarios, aunque el quisqueyano, Claudio Marrero osó defender su cetro provisorio y fracasó por KO en septiembre de 2017.

A sus 31 años, con tres hijos en su matrimonio con Yeslián Rebollo, todavía no ha cobrado bolsas sustanciosas y posee un camión de comida, que trabaja con ella en la carretera 172 para solventar los gastos familiares. O sea, que sus manos son útiles con o sin guantes, lo que es un ejemplo de responsabilidad y sensatez.

El hijo de la barriada Cañaboncito, pues, merece más logros en años por venir debido a su entrega sin economías y valentía espartana, lo que garantiza emociones a granel y podría convertirse en figura de Golden Boy Promotions: así sea.

Otras columnas de Chu García

miércoles, 21 de febrero de 2018

A romper la barrera de tres horas en MLB

En 2015 se logró promediar dos horas y 56 minutos la duración de un partido de nueve entradas en las Grandes Ligas, pero en las pasadas dos temporadas hubo una subida drástica: 3:00 en 2016 y 3:05 en 2017, obligando al comisionado Rob Manfred, el décimo en sus anales, a buscar medidas que acorten su curso, proponiéndos

lunes, 19 de febrero de 2018

Danny García retoma su nombre

No había pasado mucho rato de su nocaut sobre Brandon Ríos en el noveno asalto, con un derechazo en pleno maxilar izquierdo, y ya Danny García, de sangre boricua, estaba recibiendo un reto en pleno cuadrilátero de Shawn Porter, exmonarca welter de la FiB, que al igual que él tiene un revés ante el invicto Keith Thurman, que asistió a la velada sabatina en el hotel Mandalay Bay en Las Vegas.

viernes, 16 de febrero de 2018

A punto los galácticos del donqueo

Aunque este fin de semana se efectúan siete eventos del All Star de la NBA, con el juego dominical entre el Team LeBron y el Team Stephen como platillo gourmet, los asistentes al Staples Center de Los Ángeles y los televidentes escogen la competición sabatina de donqueos como favorita por su espectacularidad y, hasta cierto punto, peligrosidad.

lunes, 12 de febrero de 2018

Luis Matos: dotes naturales de manager

En sus seis temporadas con Baltimore y una última en Washington, fue propenso a lesiones, lo que obviamente se interpuso para su progresión en las grandes ligas, particularmente como jardinero central, llegando en 2003 a promediar .303 en 109 partidos con los Orioles, y obligado tras su salida en 2006 con los Nationals

💬Ver 0 comentarios