Noel Algarín Martínez
💬 0

Messis y Cristianos

Las alertas y textos al teléfono no paraban. “¿Viste el gol de Cristiano?”, “La madre que lo parió!”, “Golazo!!!”, “Los italianos aplauden el gol de Cristiano Ronaldo”, fueron algunos de los mensajes que recibí a mi celular la tarde del martes, mientras participaba de una reunión de trabajo que me impedía seguir por televisión el partido de ida entre Real Madrid y la Juventus por los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa.

El astro portugués tenía que haber anotado uno de esos goles epopéyicos para generar semejante reacción. Después de todo, que Cristiano marque ya no es noticia. Antes del partido en Turín, por ejemplo, había marcado gol en nueve desafíos consecutivos de la Champions.

La tentación por saber qué exactamente había hecho el jugador de 33 años me venció y discretamente ingresé a twitter. No bien terminé de escribir la última letra de su nombre en el espacio de búsqueda, comenzaron a aparecer fotos y vídeos del momento. En casi todas las instantáneas se veía a Cristiano suspendido en el aire, de espaldas al césped, como acostado sobre una alfombra mágica y con la pierna derecha más elevada que la izquierda golpeando el balón.

No aguanté y presioné “play” en uno de los vídeos... Entonces pude ver el gol que enloqueció a amigos y familiares, y que incendió las redes sociales: una chilena perfecta, un dibujo en el aire eternizado por las cámaras fotográficas y de televisión.

Ante semejante obra de arte, casi se me escapa un “¡¡¡Hijo de...!!!” en medio de la reunión. En Italia, entretanto, los aficionados de la Juve aplaudieron de pie a Cristiano, quien con dos anotaciones en el partido ayudó a vencer al equipo turinés, 3-0, para dejar casi sentenciado el pase del Madrid a semifinal en busca de su tercera Copa de Europa al hilo y la decimotercera de su historia.

Poco después, Manuel Jabois recordaba en una columna en el diario El País de España, que este era el gol que Cristiano había intentado marcar en 10 años con el Real Madrid, “de todas las maneras y frente a todos los rivales, siempre con resultado catastrófico: quería hacer una chilena y le salía un meme”.

Esta vez no hubo chiste. Tampoco hubo elogio que se resistiera al gol de Cristiano. Y, como no podía ser de otra forma, en uno de los momentos de mayor belleza y esplendor del luso sobre un campo de fútbol, sus fieles no pudieron evitar “llamar al diablo”, nombrar la cara a su cruz, el yin a su yang: Lionel Messi. El argentino nada tuvo que ver con lo que hizo Cristiano ante la Juventus, pero como hoy día no se concibe a uno sin nombrar al otro, la afirmación no se hizo esperar: el gol de chilena era la prueba de que el mejor jugador del mundo es portugués y juega en Real Madrid.

A estas alturas, el debate sobre cuál de los dos jugadores es mejor parece comenzar a perder sentido. Podría recitar todas las estadísticas de ambos, mencionar todos sus logros individuales, enumerar los trofeos que han ganado y todavía quedaría tela para cortar. Digo lo anterior pese a que considero a Messi un jugador más completo que Cristiano, pero no por esto pienso menos del luso. Ambos son decisivos para los equipos en que juegan. Ambos tienen la capacidad de definir un partido con una genialidad. Además, ¿por qué solo se tiene que elegir a uno? A mi me gustan los Beatles y los Stones, la salsa y el rock, la playa y el campo. No hay nada malo con que te guste alguna canción de Chayanne, aunque seas más de Ricky Martin, o que admires a un jugador de los Medias Rojas, aunque mueras por los Yankees.

Parafraseando un extracto de la canción de John Lennon, “Beautiful Boy (Darling Boy)”: ‘La vida es aquello que pasa mientras estás ocupado peleando por qué jugador es mejor’. ¿Qué tal si de una vez probamos a disfrutar del talento de Cristiano y Messi sin complejos, sin sectarismos, sin mirarlo todo por el filtro del fanatismo y la lealtad a un escudo y una camiseta?

Otras columnas de Noel Algarín Martínez

domingo, 7 de octubre de 2018

El mundo actual en el espejo de México 68

A 50 años de las Olimpiadas de México, es propicio repasar el contexto histórico en que se dieron los Juegos y trazar paralelismos con el presente.

sábado, 6 de octubre de 2018

Una vida nueva después de María

El periodista Noel Algarín Martínez comparte una emotiva vivencia familiar justo tras el paso del huracán María

domingo, 30 de septiembre de 2018

A 11 triunfos de la gloria

Alex Cora ya logró una de las campañas regulares más exitosas en la historia de las Grandes Ligas, ahora le toca replicar la fórmula en los playoffs.

💬Ver 0 comentarios