Gerardo Lamadrid

Buscapié

Por Gerardo Lamadrid
💬 0

Metrocentrismo

Mi familia proviene del Norte y el Este, concentrándose últimamente en Caguas, donde me parieron y criaron. Por diversas razones, visitamos San Juan frecuentemente. La costumbre (bestia de necesidad y conveniencia) nos ha (de)limitado cotidianamente al área metropolitana y, por ende, a sensibilidades y preocupaciones capitalinas, (supuestamente) más cosmopolitas que cuales imperan en el resto del archipiélago.

Sin embargo, desde siempre pasamos nuestras vacaciones playeras en el suroeste de la isla, denominándolo “diferente” y “fuera de la rutina”, y creyéndonos que el faro de Cabo Rojo (por ejemplo) es “lo último de Puerto Rico”. Tildando de “exótico” lo geográficamente lejano, empleando eufemismos y prejuicios vagos para tornar zonas reales en otros imaginarios, despedazamos nuestro país pequeño, enajenando sus partes como piezas de rompecabezas. Excluimos poblaciones y terrenos, reduciendo su valor y sus funciones, para entretenernos y jugar a juzgar, actuando como yanquis jíbaros.

Y es que el turismo interno ayuda, como todo turismo, hasta que trata al destino como objeto, en lugar de lugar; como edénico o salvaje, en vez de hogar. Mirando desde aquí al resto y pretendiendo que es “extraño”, perpetuamos los mitos elitistas que condenan a toda región al subdesarrollo y la ignorancia. Así, como de tantas otras formas, nos continuamos (re)colonizando.

En nuestras prioridades de infraestructura y superestructura, perpetramos este discurso de foco y periferia, perjudicando a diestra y siniestra. Tanto que nos quejamos de Ponce, cuando acá es que nos creemos que lo demás es parking. El país entero cayéndose en cantos y nosotros tumbándolos.

Imagínate si sedes alternas de gobierno se rotaran, si otros puertos se fomentaran, si se promoviera el intercambio entre comunidades autosuficientes, si nuestros recursos se compartieran equitativa y responsablemente. Si cada rincón, de Mona y Rincón hasta Humacao y Culebra, importaran.

Cuán grande y abierta sería nuestra tierra: entera y conectada.


Otras columnas de Gerardo Lamadrid

lunes, 10 de septiembre de 2018

La red social

Gerardo Lamadrid Castillo relata la vivencia de desconectarse de la red social

sábado, 11 de agosto de 2018

Dentro y fuera del salón

Gerardo Lamadrid expone en una carta a progenitores o tutores de alumnos aspectos sobre la formación de su hijo e insta a repudiar cualquier acto de discriminación que surja de otros menores llamándoles la atención para educarlos también

lunes, 30 de julio de 2018

Dime a qué le temes

El escritor Gerardo Lamadrid expresa que Puerto Rico, país de macharranes, fundamenta el control y la seguridad en el miedo

lunes, 9 de julio de 2018

La administración de Harpócrates

Gerardo Lamadrid argumenta sobre la ausencia de información crucial, secreteo, sumisión y silencio en la encrucijada de la crisis isleña

💬Ver 0 comentarios