Jorge Colberg Toro

Punto de vista

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Millennials: rebeldes con causas

Los millennials, no solo decidirán las próximas elecciones, sino que marcarán el futuro. Este grupo poblacional se ha convertido en la fuerza electoral no afiliada más grande de la política moderna.

Los millennials son aquellos que nacieron entre 1988 y 2000, con edades que fluctúan entre 18 a 30 años. En los pasados doce meses, tres entidades publicaron los resultados de estudios sobre este grupo poblacional.

La Universidad de Harvard publicó uno sobre las tendencias políticas; las firmas Qualtrics and Accel - expertas en estudios de mercadeo - analizaron sus hábitos de consumo; y la firma de contabilidad Deloitte examinó sus perspectivas del campo laboral y el empresarismo. En Puerto Rico se han realizado estudios con resultados similares.

La razón por la cual este grupo poblacional es analizado con tanto interés por académicos y expertos en conducta humana, es su forma particular de pensar y actuar sobre diversos asuntos. Los millennials concilian pensamientos tradicionales con visiones liberales que, lejos de hacerlos contradictorios, nos ofrecen una perspectiva prístina de sus valores.

Se consideran personas de profunda fe cristiana, pero tienen fuertes diferencias con la Iglesia causadas por los desaciertos institucionales. Respetan la democracia pero no confían en los partidos; son laboriosos pero no son esclavos de sus trabajos; buscan estabilidad pero el dinero no es su mayor motivación.

Creen en la equidad, abogan por los derechos de los niños y la protección de los animales. Promueven reformas educativas, reclaman atención al cambio climático, combaten la pobreza, la violencia y detestan el discrimen.

La tecnología es parte esencial de sus vidas. Por eso siempre se informan por métodos electrónicos; el 75% de ellos duerme con el celular a su lado y lo mira un promedio de 150 veces al día. No ven televisión tradicional, buscan “influencers” en las redes y manejan plataformas digitales con equipos que puedan ser controlados - por supuesto - desde sus teléfonos portátiles.

El 70% cree que deben controlarse las armas de fuego, el 66% favorece el uso del cannabis medicinal, el 63% favorece que se otorgue la ciudadanía a los 800,000 migrantes (Dreamers), y el 56% dice que debe participarse en las elecciones.

Entonces, le pregunta es: ¿por qué los millennials respetan los valores pero a la misma vez resienten las instituciones?

Hay una teoría académica que vincula ese fenómeno a la crisis económica de 2008. Según ese criterio, muchos de estos jóvenes vieron que mientras el gobierno les otorgaba rescates financieros a las grandes empresas, sus padres, abuelos o conocidos perdían sus trabajos, casas, pensiones y ahorros. Sencillamente, las instituciones les fallaron y sus vidas colapsaron.

La periodista Clare Malone, en su artículo “The Young Left’s Anti-Capitalist Manifesto” (fivethirtyeight.com; 2019) explora ese racional y el posible origen de esa tendencia sociológica. Dice: “Gran parte de la actual crisis (de confianza)… tiene sus raíces en la crisis mundial de los mercados financieros del final de la presidencia de George W. Bush y del comienzo del mandato de Barack Obama. Las complicaciones financieras afectaron el mercado de propiedades y les siguieron el desempleo generalizado, las ejecuciones hipotecarias y la falta de vivienda. Mientras los bancos y empresas de inversión fallaron, ninguno de sus ejecutivos fueron encarcelados por esas irregularidades”.

Y evidentemente los millennials no olvidan. Son firmes en sus principios e implacables en sus juicios. Tienen los pies en la tierra y saben tirar la raya.

Así que ábranles paso a los rebeldes con causa, que vienen con fuerza, a enderezar el destino. Voy a ellos.

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

miércoles, 21 de agosto de 2019

Zoé Laboy: un gran nombramiento

El exlegislador Jorge Colberg elogia las designaciones de Elí Díaz Atienza y Zoé Laboy como representante del gobierno ante la JSF y secretaria de la gobernación, respectivamente

miércoles, 14 de agosto de 2019

El nuevo tablero electoral

La llegada a La Fortaleza de una gobernadora apolítica, desvinculada de intereses partidistas, tiene que ser motivo de profunda reflexión por parte de los líderes de los partidos políticos, expone el exlegislador Jorge Colberg Toro

💬Ver 0 comentarios