José R. Nadal Power

Tribuna Invitada

Por José R. Nadal Power
💬 0

Mi respuesta a Bloomberg

Bajo la autonomía fiscal del Estado Libre Asociado tenemos instrumentos únicos para encaminar nuestro desarrollo económico que no hemos maximizado. Estos incluyen  las leyes vigentes de 1) inventivos industriales, 2) desarrollo turístico, 3) exportación de servicios, 4) industrias creativas, 5) denominación de origen del café, 6) desarrollo de industria fílmica y 7) fondos de capital privado. Son solo ejemplos de una estructura legal sólida y atractiva que solo puede darse eficazmente bajo el Estado Libre Asociado.

Esta semana, el exalcalde de Nueva York e inversionista, Michael Bloomberg, publicó una columna  que expresa su apoyo a la reestructuración de la deuda de Puerto Rico bajo el Título III de PROMESA. Dijo que dicho proceso representa una oportunidad para Puerto Rico que no debe ser desaprovechada. 

Pero la expresión más importante en su escrito es su advertencia de que, aunque la reestructuración de la deuda y la obtención de paridad en fondos federales pueden ser factores sumamente importantes para encaminar la recuperación económica, los mismos no serán suficientes.

Bloomberg indica que la recuperación de Puerto Rico dependerá ante todo de la dedicación de sus líderes y ciudadanos de aprovechar al máximo la oportunidad que la reestructuración financiera provee. En otras palabras, advierte que lo más importante es el auto-gobierno, sabernos gobernar.  

¿Qué necesita una economía para crecer? Ante todo necesita atraer capital externo y exportar bienes y servicios, incluyendo el desarrollo del turismo. Para lograrlo hace falta innovación, confeccionar un sistema educativo sólido, que responda a las necesidades del País, y sobretodo, promocionar y mejorar nuestra estructura legal para que facilite la inversión, la creación de empresas y el desarrollo. Todo esto nos corresponde a nosotros los puertorriqueños y lo podemos hacer ya, sin excusas.

Nos ha faltado ejecución, consistencia y mentalidad estratégica.  Todavía en la mayor parte del mundo no conocen las ventajas competitivas y atractivos únicos de Puerto Rico como destino de inversión y de hacer negocios. Tenemos el talento y las herramientas, podemos convertir a Puerto Rico en el País de Primera que debe ser. Muy pocos lugares pueden igualar nuestra oferta, pero las oportunidades hay que buscarlas; no llegarán solas. ¡El primer paso es creer en nosotros y salir a la conquista!

Manténgase al tanto de análisis y opiniones sobre sucesos de actualidad. Reciba por correo electrónico nuestro boletín con columnas del día. Regístrese gratis en https://newsletters.elnuevodia.com/

Otras columnas de José R. Nadal Power

💬Ver 0 comentarios