Chucho Avellanet

Punto de Vista

Por Chucho Avellanet
💬 0

Mis buenos recuerdos con José José

José José y yo nos conocimos durante el Segundo Festival de la Voz y la Canción en México. 

Poco después vino a Puerto Rico y nos hicimos muy amigos.

Fue una persona muy humilde, pero a la vez una persona muy expresiva, con un talento enorme.

Tocaba muy bien la guitarra y tenía un gusto exquisito para escoger canciones.

Puedo decir que el gusto de seleccionar las canciones era lo que yo más admiraba.

Cuando escuchaba una canción suya por primera vez en la radio, muchas veces pensé por qué no la escuché antes para grabarla.

No era una cuestión de envidia, sino de admiración y luego se lo decía y me lamentaba porque no la encontré primero. 

Tengo una recopilación de sus temas. Y no encuentras una canción que puedas decir esta no me gusta. 

Todas sus canciones son exquisitas.

Lo más que admiro de José, aparte de su talento y su humildad, es su don de gente, de buen amigo, de esa persona que, a la vez que te conoce, no se olvidaba de ti.

Dondequiera que te veía, saludaba y compartía animado.

Lamentablemente, nunca pudo estar en mi programa de televisión.

Sin embargo, sí tuvo el tiempo de visitarme en mi casa.

En una primera visita, de la primera nos sentamos sobre la alfombra.

Ver una de mis guitarras y comenzar a cantar fue algo inmediato. 

Estuvimos con él un grupo de cuatro o cinco amigos.

Compartimos chistes y canciones.

La visita a mi hogar se repitió en otro de sus viajes a la isla y nuevamente compartimos cordialmente.

Fue un artista extraordinario y fui afortunado de tener con él una buena amistad que se prolongó por años.

Otras columnas de Chucho Avellanet

💬Ver 0 comentarios