Jorge Farinacci Fernós

Tribuna Invitada

Por Jorge Farinacci Fernós
💬 0

Montana y Puerto Rico

Cuando pensamos en un estado de los EEUU que tenga un sistema legal parecido al de Puerto Rico, pensamos en California o Luisiana. Pensamos en California, porque a principios del siglo XX nuestra Legislatura copió y adoptó muchas leyes de ese estado. En el caso de Luisiana, se trata de la única otra jurisdicción de los Estados Unidos que proviene del sistema civilista, producto de la relación histórica de ese estado con Francia.

No obstante, el estado que más se parece a Puerto Rico es, para sorpresa de muchos, Montana. Y es que la conexión entre ese estado y nuestro país trasciende las recientes experiencias con Whitefish. Por el contrario, desde principios de siglo XX, Montana y Puerto Rico han compartido una serie de normas legales sobre temas de gran importancia. Inicialmente, era Puerto Rico quien copiaba. Eso no debe sorprendernos. Para bien o para mal, la Legislatura puertorriqueña lleva mucho tiempo copiando leyes estadounidenses. Un ejemplo claro de esto es la Ley General de Corporaciones de Puerto Rico, que es una traducción literal de la ley de Delaware.

Pero en el caso de Montana, ha sido al revés. Han sido ellos quienes se han copiado de nosotros. Por ejemplo, en la década de 1960, Montana fue de los primeros estados en aprobar una ley de propiedad horizontal modelada en la ley puertorriqueña de entonces. Más importante aún, cuando Montana decidió aprobar una nueva Constitución en 1971, fue la Constitución de Puerto Rico la que más imitaron. Tal es el caso que su cláusula sobre la dignidad humana es una copia literal de la nuestra. Dicha imitación fue expresamente reconocida por los constituyentes de dicho estado. Otros ejemplos de disposiciones constitucionales similares son la lista de prohibiciones de discrimen, la protección del ambiente y el reconocimiento al derecho a la intimidad. Como si lo anterior fuera poco, Montana es el único estado que, al igual que Puerto Rico, castiga el despido injustificado.

Tras tantas décadas imitando a otros, es bueno saber que otros nos han imitado, especialmente cuando se trata de normas legales de las que debemos estar orgullosos y orgullosas. Esto también permite recurrir a dicha jurisdicción para estudiar cómo ellos han atendido problemas similares a los nuestros. Más aún, nos recuerda nuestro deber de defender la dignidad humana, proteger el ambiente y castigar el despido injustificado. La vida te da sorpresas.

Otras columnas de Jorge Farinacci Fernós

miércoles, 18 de julio de 2018

Hace cien años en Puerto Rico

El abogado Jorge Farinacci Fernós presenta el Puerto Rico de 100 años, cuestionando si ha sido erradicado en verdad

martes, 29 de mayo de 2018

Que el pueblo decida lo trascendental

El abogado Jorge Farinacci expresa que los asuntos de alta importancia para Puerto Rico están en manos de entes no electos o que no representan la voluntad del pueblo

💬Ver 0 comentarios