Jorge Colberg Toro

Punto de vista

Por Jorge Colberg Toro
💬 0

Moraleja: la Constitución del ELA se respeta

Si algo debe servir de lección en toda esta tragicomedia gubernamental es que los electores tienen que ser más rigurosos a la hora de seleccionar sus funcionarios y éstos, a su vez, deben ser muy respetuosos con nuestro ordenamiento constitucional.

La prisa y la falta de juicio político han llevado a Pedro Pierluisi a tirar por la borda, por ahora, la posibilidad de convertirse en gobernador.

No hay duda que el excomisionado residente tiene las cualidades, la experiencia y el conocimiento para dirigir los destinos del país; pero lo que evidentemente no tiene, es el juicio político ni el buen grupo de asesores para enfrentar la magnitud del proceso en que se metió.

Desde el primer día en que fue designado como secretario de Estado se dejó entrever la evidente improvisación que tenían. Se anuncia como un nombramiento en receso, pero paralelamente se convoca una sesión extraordinaria que no es otra cosa que activar los procedimientos legislativos para que se considere su designación en un lapso máximo de 20 días.

A la vez, exigían a la Asamblea Legislativa que actuara en menos de 24 horas, antes que entrara en vigor la renuncia de Rosselló.

En ese enredo procesal, Pierluisi dijo que se sometería al crisol legislativo para contestar todas las preguntas de rigor, pero acude a una vista cameral en la que reclamó el privilegio de confidencialidad sobre sus clientes privados y hasta lo hizo extensivo injustificadamente sobre sus labores ante la JSF, siendo esta una entidad pública que opera con fondos del Estado Libre Asociado, aprobados por la legislatura.

Entonces, el viernes en un mensaje elocuente dijo que se sometería a la voluntad de los miembros del Senado, posición que duró segundos.

El sábado, volvió a cambiar. Dijo que si bien acataría a la votación no así a las preguntas del Senado. El domingo se retractó y plantó que no daría validez a la misma votación que había solicitado porque ya había asumido el cargo; y el lunes, supimos que ni siquiera había radicado los documentos requeridos por la Cámara previo a su votación, y menos al Senado.

La controversia, está en manos del Tribunal Supremo, pero antes de adjudicar, el Senado decidió no actuar sobre el nombramiento lo que quizás permite que Pierluisi sea renominado en caso de que la corte invalide su cargo y juramente la titular de Justicia como gobernadora.

Quien reciba esa oportunidad, además de tener que cumplir con todo el proceso como debe ser, ojalá haya aprendido la lección más importante de toda de esta jornada: la Constitución del ELA se respeta.

Otras columnas de Jorge Colberg Toro

miércoles, 3 de junio de 2020

Las vidas del ELA

Es momento de impulsar una propuesta seria del desarrollo del ELA, que despeje cualquier vestigio de subordinación política, dice Jorge J. Colberg Toro

viernes, 29 de mayo de 2020

Sin el PPD, el NO a la estadidad pierde

Jorge J. Colberg Toro indica que la única forma de derrotar la estadidad es si el Partido Popular asume su rol como principal partido de oposición

miércoles, 20 de mayo de 2020

El Nuevo Día: legado y retos

La trayectoria de cinco décadas de El Nuevo Día nos demuestra inequívocamente que la prensa puertorriqueña es protectora indestructible de nuestra libertad, escribe Jorge J. Colberg Toro

💬Ver 0 comentarios