Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Muere el hombre y renace el nombre: Hetin Reyes

Nadie que haya conocido a Hetin Reyes, mecido en cuna desde 1936 en Bayamón, y hoy también con tumba en el cementerio Los Cipreses de dicha ciudad prolongada, pudo dudar jamás de su apetito voraz por la amistad: nunca iba por delante o por detrás de sus amigos, sino al lado, tendiéndole su mano y abrigándole su espíritu, de ser necesario, con su traje de bondad hecho a la medida de Dios.

Isabel, su esposa durante 57 años, al igual que todos sus hijos, nietos y biznietos, pueden dar fe que no se adueñaba de bienes materiales solo para él: lo compartía todo, poco o mucho, con ellos y se bañaba diariamente de esperanza con tal de que aumentara más su hambre de caridad, asemejándose a un ángel que volaba con cierta torpeza porque sus alas no soportaban su carnosidad en talle chico, pero a fin de cuentas no le hacía frenar su generosidad.

Solamente el amor por su familia fue superior al que sentía por el baloncesto, deporte al que dedicó poco más de siete décadas sin que decayera jamás su pasión que le venía por afición hermanada de vocación.

De jugador a coach, con lazos vaqueros, y posteriormente como cabeza de jefaturas en el Torneo Superior, la Selección Nacional y federativamente, sustituyendo siempre a Tuto Marchand, conformando una pareja sin par, llegó a ser vicepresidente de Copur en la era de su homónimo Héctor Cardona, que falleció en junio de 2017 y casualmente un viernes como él y a su misma edad: 81 almanaques dorados.

Sin embargo, Hetin poseía el don natural del gracejo, provocando sonrisas por doquier con su chispa, la que ni siquiera dejó de latir cuando sufrió un derrame cerebral en 2008 que combatió tan estoicamente que no se afectó el disco duro de su memoria, que de seguro tenía más de mil megabytes.

Afirmo, pues, que Hetin, aparte de humilde y genuino, no entendió la vida como un crucigrama por resolver: la adoptó de misterio para ser exteriorizado pensando primeramente en los demás y murió sin enterrar nunca sus sueños de buen samaritano.

Otras columnas de Chu García

lunes, 12 de noviembre de 2018

Rubén y Brignoni juntos como en los setenta

Los dos tienen 65 años, jugaron en Long Island University, en Nueva York y fueron pilares en la dinastía de los Vaqueros de Bayamón, y ambos se mantienen actualmente de cara al canasto: Rubén Rodríguez dirigiendo la liga master que fundó y lleva su nombre, mientras Luis Brignoni continúa como armador en uno de los seis clubes que juegan martes y jueves con gran pasión.

viernes, 9 de noviembre de 2018

Fondismo empieza a salir del fondo

Sin embargo, de un tiempo al presente una promoción de varones empuja fuerte, aunque aún muy lejos de Peco González, que estableció el récord de 2:12:43 al ganar la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Caracas, en 1983, que obviamente continúa vigente, siendo escoltado por César Mercado, con 2:20:30, y que también cronometró 2:17:31, en 1982.

miércoles, 7 de noviembre de 2018

Último adiós de un premier del hipismo y fondismo

El trabajo arduo y la honradez ligaban a la perfección en él, que fue dueño del establo Alí, ganando algunas carreras importantes aquí, pero su mayor aportación fue como presidente de la Confederación Hípica del Caribe, durante varios años, y en 2010 se le dedicó uno de los clásicos de dicha serie anual en el hipódromo La Rinconada, en Caracas, Venezuela.

lunes, 5 de noviembre de 2018

Desigualdad de salarios entre los dirigentes

Cada vez se pregunta más en la calle si Alex Cora recibirá un aumento salarial tras su destacada actuación que condujo a los Medias Rojas de Boston a 119 triunfos, 108 en la temporada regular, y eventualmente al título de la Serie Mundial, al doblegar a los Dodgers en cinco partidos.

💬Ver 0 comentarios