Epifanio Jiménez

Tribuna Invitada

Por Epifanio Jiménez
💬 0

Municipalización y regionalización del manejo de emergencias

A la luz de la experiencia y los resultados del impacto del huracán Irma y del anuncio del gobernador de presentar legislación para otorgar más poderes a los alcaldes y alcaldesas, experimentados profesionales hacemos sugerencias sobre el manejo de emergencias. 

Se deben examinar los daños en la vegetación, revisar los códigos de infraestructura (Código Internacional de Construcción para vientos de 145 millas por hora), los efectos en el tendido eléctrico y otras señales de los daños.

La mitigación: es la fase constante en el manejo de emergencias.

ANTES: prevención y planificación. Aunque existe, es vital delegarla parcialmente y sin perder los vínculos, regionalizando con las alcaldías y regiones con recursos. Es necesario orientar y adiestrar a personal para atender las áreas vulnerables a vientos, marejadas ciclónicas, deslizamientos, terremotos o tsunami, y eventos causados por el hombre. Todo ello debe estar incluido en el Plan de Mitigación de los 78 municipios, regiones y agencias de la Rama Ejecutiva con responsabilidad primaria y de apoyo para Antes, Durante y Después (ciclo del manejo de emergencias).

La correcta acción inmediata a nivel doméstico, definitivamente permite una respuesta más efectiva durante el evento. Ocurre menos pérdida de vida y propiedad, inconvenientes y efectos económicos para el gobierno y al sector privado. Eso permite la pronta normalidad a todos los niveles: municipios, Estado y sector privado.                                                                          

La Rama Legislativa contribuiría a la economía y a la recuperación legislando el Fondo de Emergencias (que ha sido limitado en los últimos años), revisando reglamentación que ha carecido de la participación de alcaldes, alcaldesas y ciudadanos.

Los alcaldes y alcaldesas, por medio de la Legislatura Municipal, deben crear un Fondo de Emergencia en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) con representantes del sector privado y oficiales municipales acreditados con leyes y otros aspectos en manejo de emergencias a nivel estatal y federal. También deben profesionalizar y certificar oficiales voluntarios a través de la Agencia Estatal Para El Manejo de Emergencia y Administración de Desastres  (AEMEAD).

Son los alcaldes y alcaldesas los que mejor conocen las áreas más vulnerables y las causas por experiencias, estudios y actividades de resiliencia que orientan sobre la vulnerabilidad en las comunidades y son adiestradoscon planes domésticos y como responder Antes, Durante y Después para respuesta inmediata, recuperación en menor tiempo a la normalidad y continuidad del gobierno y sector privado.

Un gobierno de avanzada debe instruir a las agencias del Plan Estatal del Gobierno de Puerto Rico con responsabilidad primaria y de apoyo a transferir responsabilidades a nivel local, así como recursos de equipos y adiestramientos. Así se obvia la burocracia enemiga de la pronta respuesta a nivel local para minimizar pérdida de vida y propiedad ciudadana y del sector comercial ante cualquier emergencia.

Ejemplos de algunas de esas transferencias pueden ser:

1. La Autoridad de Energía Eléctrica dedica millones de dólares en celadores de línea que son más necesarios y útiles si ofrecen adiestramientos mediante acuerdo con alcaldes y alcaldesas con adiestramientos y certificaciones a oficiales municipales.

2.  El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales puede orientar sobre la infraestructura forestal a alcaldes, alcaldesas y funcionarios. Ello incluye la extensión de la vida útil de árboles, dónde se permiten o no siembras, como las servidumbres de paso o bajo las líneas de AEE; cuando acondicionar o desenganchar árboles.

3.  El Departamento de Agricultura puede orientar a los municipios y otros funcionarios.

4.  Los departamentos de Educación y de la Vivienda deben facilitar a los funcionarios municipales y del gobierno central recursos, adiestramientos y certificaciones para que diseñen refugios a base de la experiencia local y la vulnerabilidad identificada.

5.  El Departamento del Trabajo y Recursos Humanos y la Administración del Sistema de Retiro pueden orientar a los alcaldes y las alcaldesas sobre la organización de voluntarios profesionales.

6.  Aprovechemos las enseñanzas de las emergencias para prepararnos a los niveles doméstico, municipal, comercial y otros del sector privado).

7.  Olvídate de ti mismo pensando en los otros y estos no se olvidarán de ti.

El indio norteamericano Seattle, a cuyo nombre se llama la capital del estado de  Washington, expresó: “el hombre no es dueño de la Tierra, la Tierra es la dueña del hombre”.

Otras columnas de Epifanio Jiménez

martes, 21 de noviembre de 2017

Un terremoto en lugar de María

Epifanio Jiménez cuestiona cuáles hubiesen sido los efectos y daños si hubiera ocurrido un sismo en vez del huracán María

martes, 10 de octubre de 2017

Lo que procede tras la catástrofe

Epifanio Jiménez señala algunas medidas que deben acuñarse 20 días del paso del huracán María por la isla

💬Ver 0 comentarios