Chu García

Tribuna Invitada

Por Chu García
💬 0

Napier, al fin, se hace justicia

El armador de Portland Trail Blazers, quien anteayer volvió al banquillo con el regreso de Damián Lillard y anotó 11 puntos en el revés ante Houston Rockets, ha empezado a demostrar su esperada valía en su cuarta campaña en la NBA, comenzando con Miami Heat, en 2014, y recalando con Orlando Magic, en 2015, sin estadísticas favorables, al igual que en la temporada pasada con su actual club.

Este año, sin embargo, Shabazz Napier, —habilitado legalmente para jugar por Puerto Rico dado que su madre Carmen Velázquez es de aquí— ha aprovechando su mayor madurez y lesiones de Lillard, que le ha permitido iniciar en seis partidos, y su rendimiento ofensivo ha rendido frutos: 9.8 tantos y 41.4 en triples, mientras continúa defendiendo con garra frente a defensas de más talle.

En sus 194 partidos, su porcentaje es de 5.3 y 14.8 minutos, subiendo su participación a 21.1, lo que demuestra que ha dejado atrás su falta de confianza, debido tal vez a las altas expectativas que se creó por ser el MVP del Final Four de 2014, cuando obtuvo su segundo cetro nacional con la Universidad de Connecticut, lo que le ganó el turno 24 en la primera ronda del sorteo. Fue escogido por Charlotte Bobcats, que lo canjeó de inmediato a Miami por P.J. Hairston, 26; Semaj Christon, 55; un turno de segunda ronda en el draft de 2019 y una suma de dinero no revelada.

Con estatura de 6-1, velocidad nata, tirador natural y buen pasador, Napier, que en una ocasión practicó con el Preseleccionado, dirigido por Flor Meléndez, en Guaynabo, pero adujo que una lesión en una rodilla le obligaba a marcharse, se ha ganado el voto del coach Terry Stotts, pero su mejoría es un arma de doble filo porque luego de este torneo es agente libre y seguramente no querrán ofrecerle un contrato multianual, lo que le convierte en material de cambio con equipos como Cleveland, por la incertidumbre con Derrick Rose; o Washington, cuyo suplente en la 1, Tim Frazier no acaba de cuajar.

Al fin, pues, Napier se está haciendo justicia, aunque le ha dado las espaldas a la patria de su madre.

Otras columnas de Chu García

miércoles, 25 de abril de 2018

Báez derrocha espíritu libre

Desde que debutó con los Cachorros de Chicago en 2014, luego de ser escogido en el noveno turno de la primera ronda del sorteo de 2011, Javier Báez empezó a sentar cátedra como utilitario en el cuadro interior y su pasión sin límite proveniente de su espíritu libre, lo que ha resultado en néctar y vinagre para el paladar de los fanáticos y periodistas de la Liga Nacional.

miércoles, 18 de abril de 2018

Víctor Pellot: Indio y Mellizo con éxito

Es el momento oportuno de rescatar del dugout de la memoria la carrera del inmortal Víctor Pellot Power, el segundo puertorriqueño en jugar en las Mayores, tras Hiram Bithorn, y el que más sufrió la discriminación racial estadounidense, aún latente, y particularmente con los Yankees de Nueva York, que se negaron a tene

lunes, 16 de abril de 2018

Víctima Amanda Serrano de su inexperiencia

Si hubiese sido una pelea de boxeo, no hay dudas que hubiera noqueado a Corina Herrera, una aguerrida californiana de sangre mexicana, o, en el peor de los casos, se habría llevado el triunfo por decisión unánime, ya que ganó los asaltos 1 y 2, perdiendo el 3 en lo que fue su debut en las artes marciales mixtas.

viernes, 13 de abril de 2018

No se puede descartar a Warriors y Cavaliers

Todo amante de la NBA está de plácemes con la brillantez colectiva e individual acaecida en la fase regular; y los parabienes seguramente aumentarán porque Golden State y Cleveland no son favoritos sobre el papel para repetir sus duelos de las últimas dos finales, dándose el caso que Houston y Toronto lideraron el Oeste y Este respectivamente; y que Filadelfia, 52-30, se convirtió en vedette tras tantos años corridos de fracasos.

💬Ver 0 comentarios