Lersy Boria Vizcarrondo

Punto de vista

Por Lersy Boria Vizcarrondo
💬 0

Necesitamos más que rabia

A las 2:17 de la madrugada de ayer, miércoles, un hombre de 64 años asesinó a tiros a su expareja, una mujer de 60 años. El viernes, 23 de noviembre, una menor de 16 años tuvo que llamar al 9-1-1 para informar la muerte de su madre a manos de su padre. Esto es solo parte del devastador escenario que estamos viviendo en nuestra isla.

Son comprensibles los sentimientos de coraje, tristeza, frustración. Pero estos sentimientos deben ser nuestro mayor motor para seguir trabajando con el fin de erradicar esta epidemia de violencia de género.

Si permanecemos en ese estado de rabia, puede que nos lleguemos a sentir inmóviles; paralizadas por el horror de cada caso. Pero no nos vamos a detener.

Cada una de estas mujeres, cada uno de sus nombres y apellidos, cada uno de los nombres de sus hijas e hijos, son la fuerza que nos tiene que seguir impulsando para unirnos y trabajar mano a mano para encontrar soluciones.

Yo creo en el poder de la unión para lograr transformar mentes, corazones y voluntades. Nuestra diversidad nos fortalece cuando estamos trabajando con un asunto tan complejo y multifactorial como éste.

Conocemos las múltiples raíces de la violencia contra la mujer, pero es menester educar y reeducar sobre estas a la población sosteniendo conversaciones que muchas veces resultarán difíciles, pero que son urgentes.

El problema no es de algunos, la responsabilidad tampoco, por ello debemos atender el asunto desde todos los frentes. Urge dejar de ser un mero espectador y pasar a ser parte de la solución con comunicación e integración. No podemos dejar que los números sigan creciendo, pero tampoco podemos evitarlos a base de la misma violencia.

Yo creo en el poder que tiene cada una y cada uno de nosotros de mirarnos por dentro e identificar lo que cada uno y cada una de nosotras podemos hacer para contribuir a erradicar esta epidemia de violencia doméstica. Yo creo en que proteger y fortalecer a las mujeres es fortalecer a Puerto Rico.

Una vida diferente es posible. Una vida en libertad, respeto e igualdad es posible. Una vida transformada fuera de las garras de la violencia doméstica y de género es posible. Creo que juntas y juntos somos más fuertes. Unidos vamos a ganarle a la violencia.

Otras columnas de Lersy Boria Vizcarrondo

💬Ver 0 comentarios