Rogelio Escudero Valentín

Tribuna Invitada

Por Rogelio Escudero Valentín
💬 0

Nemesio Canales y Venezuela

El 29 de junio de 1918 arribó a Caracas Nemesio Rosario Canales, primer analista puertorriqueño en asuntos internacionales y figura cimera de la poderosa conjunción del periodismo y la literatura en nuestra historia cultural.

Llegó a Venezuela acompañado del marxista argentino Julio R. Barcos, con un plan que resumió el intelectual venezolano Humberto Tejera en su libro “Maestros indoíberos” (México, 1934). En esta publicación, que ubica a Canales junto a figuras de talla continental como Julio César Sandino y José Carlos Mariátegui, se nos informa que emprendió junto a Barcos su gira latinoamericana “con un plan bolivariano y leniniano: Trabajar por la liberación económica y mental de nuestros pueblos contra el imperialismo”.

La experiencia redentorista de los dos quijotes comenzó muy bien en Venezuela, pero finalizó mal. Comenzó bien porque dictaron conferencias que despertaron el interés de los caraqueños; pero terminó mal porque el tirano Juan Vicente Gómez, que gobernaba la patria de Bolívar con mano de hierro, les dio 24 horas para salir del país, “so pena de encerrarlos a perpetuidad” en la Rotunda, tenebrosa cárcel donde los prisioneros se contagiaban con tuberculosis.

De Venezuela se encaminaron hacia Panamá y posteriormente a Argentina. En ambos países publicaron la revista “Cuasimodo”, evaluada por el diario mexicano “El Excélsior” como el proyecto cultural de iniciativa individual más importante de América Latina en esos años. Fue precisamente en aquella revista donde Canales mostró cuán central seguía siendo Venezuela en su anhelo de contribuir a la transformación política y socio-económica de América Latina.

En su artículo “El Bolívar de Gómez” (Cuasimodo, 14 de abril de 1921), condena la hipocresía de la política de Estados Unidos, nación que se ufanaba de ser modelo de democracia, mientras mantenía lazos estrechos con el dictador Juan Vicente Gómez. Como ejemplo de este doble rasero, denuncia el agravio histórico de que la nación del norte alzase una estatua de Bolívar en Nueva York, ante la presencia de una comitiva enviada por Gómez.: “Quién lo hubiera creído, Bolívar, el padre de la independencia de América, conducido a Nueva York por Juan Vicente Gómez, el tirano más chacal de América”.

Devela Canales en su artículo el oportunismo del gesto “amistoso” de los políticos estadounidenses. Señala que Gómez “si bien tiene a media Venezuela en la cárcel y la otra mitad rezándole al santísimo porque mande un cólico miserere, se ha conducido siempre con rumbosa liberalidad para con las empresas yanquis (concediéndolas sin mezquinos regateos, toda suerte de gangas y facilidades para hacer su agosto con las riquezas del suelo y del subsuelo de su patria), claro está que ya el harina es de otro costal”.

En “El monumento de Bolívar”, publicado unos días después (Cuasimodo, 24 de abril de 1921), critica, además, la cobertura de la prensa (tanto la estadounidense como la del sur) de la “farsa monumental” del homenaje a Bolívar. Condena el abordaje superficial del discurso del presidente Harding, quien se deshizo en loas a la relación de amistad con Venezuela. De ahí que pregunte a sus colegas periodistas: “¿Ha habido alguien, dentro de esa prensa, que haya hecho notar, siquiera con una leve reticencia, el contraste entre la idílica amistad pintada por Harding y la larga serie de escamoteos y escalamientos verificados ayer y hoy por los imperialistas del Norte sobre el territorio indefenso de las repúblicas del Sud?”.

Nemesio Canales cultivó una escritura solidaria con los desposeídos y en defensa de las soberanías, siempre asediadas, de América Latina. ¿Tendrán vigencia sus penetrantes análisis, realizados hace casi 100 años?

Antonio Machado contestaría con un verso luminoso: “Hoy es siempre todavía”.

Otras columnas de Rogelio Escudero Valentín

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Nemesio Canales y Venezuela

El profesor universitario Rogelio Escudero Valentín comenta sobre la relación del célebre puertorriqueño Nemesio R. Canales con el país sudamericano

💬Ver 0 comentarios