Bori Ciencia

Tribuna Invitada

Por Bori Ciencia
💬 0

Neurocientífico boricua comprometido con la educación en Puerto Rico

Por Karl Y. Bosque Cordero

¿Quisieras que llegaran científicos a tu aula escolar? ¿Hacerle preguntas en arroz y habichuelas sobre lo que investigan? ¿O recibir una clase directamente de un científico?

Karl Y. Bosque Cordero

En el mes de la educación queremos traerle a su atención un científico que ha motivado a movilizar a muchos otros científicos para una causa común: educar la ciencia a las comunidades en Puerto Rico.

El Dr. Christian Bravo Rivera adquirió su bachillerato en Biología en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Aunque tenía como enfoque primordial el campo de la medicina, específicamente la psiquiatría, el Dr. Bravo encontró su pasión en la ciencia a través de la investigación. Todo comenzó cuando realizó investigación subgraduada con el Dr. Gregory Quirk en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ciencias Médicas. Es por lo que luego de su bachillerato ingresó al programa doctoral en Anatomía y Neurobiología del Recinto de Ciencias Médicas, donde realizó sus estudios doctorales bajo la mentoría del Dr. Quirk estudiando los grupos de neuronas que controlan la evitación de peligro.

Actualmente el Dr. Bravo es científico postdoctoral del departamento de Neurociencia del laboratorio de Cold Spring Harbor en Nueva York. Su trabajo estudia los grupos de neuronas que controlan la búsqueda de recompensa y evasión de amenaza y peligro utilizando roedores. El Dr. Bravo define un grado doctoral como el entrenamiento que se recibe para pensar y enseñar de una manera científica utilizando el pensamiento crítico. Aun así, él lleva como lema que se comience a compartir y enseñar ciencia investigativa desde el momento que uno aprende ciencia, pensar compartido con su mentor, el Dr. Quirk. Desde temprano en su bachillerato ha sentido el deseo de comunicar lo que es la ciencia a la comunidad, ya que la ciencia es de la gente, y aunque los científicos publican sus investigaciones en revistas revisadas por colegas, es importante que la comunidad conozca de esa contribución al conocimiento en su país.

Como parte de su deseo para educar ciencia el Dr. Bravo formalizó un grupo llamado Neuroboricuas. Neuroboricuas es un grupo de científicos y aficionados de la ciencia que tienen como meta educar ciencia, en especial la ciencia del cerebro. A través de este foro los científicos han podido expresarse y participar activamente con distintas comunidades en Puerto Rico ya que la ciencia es de todos. El grupo de Neuroboricuas ha tenido un auge increíble y la comunidad escolar siempre está dispuesta a recibir charlas sobre ciencia, según el Dr. Bravo. Parte de las metas futuras es que se sigan formalizando capítulos de Neuroboricuas en distintas universidades las cuales ayuden a abrir cursos introductorios de neurociencia en las escuelas y la producción de un libro de texto de neurociencia boricua.

Dr. Christian Bravo Rivera

El Dr. Bravo nos relata que la comunidad científica puertorriqueña siempre ha estado dispuesta a educar ciencia y a impactar comunidades. Una de las maneras que la comunidad científica puede hacer un gran impacto es uniendo la academia universitaria y los centros de investigación en la participación de la educación escolar. Que los científicos sientan la responsabilidad de participar en la educación científica de su país. Cuando existen problemas de comunicación entre la comunidad científica y el país puede reinar la desinformación científica, la cual a su vez puede tener como producto final la creencia en pseudociencia. El Dr. Bravo también hace un llamado a la comunidad a que participen en promover la educación científica, eligiendo políticos que demuestren apoyo a la ciencia y participando de las actividades científicas de sus hijos. 

Es así como un científico se hace sentir en su país, a través de la colaboración por una misma meta, educar buena ciencia. El Dr. Bravo es un ejemplo a seguir para el bienestar social y futuro de nuestro querido Puerto Rico. Nos hace un llamado a ser parte de esta meta y nos invita a seguir abriendo distintos foros que ayuden a la educación científica puertorriqueña.

Para más información sobre el Dr. Christian Bravo Rivera y el grupo Neuroboricuas pueden visitar la página electrónica:

http://neuroboricuas.org/nuestro-equipo/

Gracias por leernos y promover el seguir criollizando la ciencia, con BoriCiencia.


Otras columnas de Bori Ciencia

sábado, 18 de agosto de 2018

Vacuna con sazón boricua contra el VIH

Omar Vélez López, candidato doctoral, explica el proyecto boricua para el desarrollo de una vacuna contra el virus de inmunodeficiencia adquirida

💬Ver 0 comentarios