Julio Fontanet

Tribuna Invitada

Por Julio Fontanet
💬 0

Nina Droz y el derecho a fianza

En el referéndum de 2012 se pretendía limitar el derecho absoluto a la fianza que garantiza nuestra Constitución. El Gobierno de aquel entonces realizó una intensa campaña con mucha desinformación pero, afortunadamente, prevaleció la razón y el pueblo rechazó la enmienda propuesta.

Hace unos días recordé ese proceso al difundirse que a Nina Droz Franco un magistrado federal le negó la posibilidad de estar bajo fianza en espera de juicio. Cabe preguntarse si la joven es tan peligrosa que fue necesario dejarla detenida o si hay otras consideraciones que pudieron matizar la decisión.

Distinto a nuestra Constitución, la de Estados Unidos no requiere que se imponga fianza en todos los casos. Ello ha propiciado muchas críticas de juristas y de organizaciones defensoras de los derechos humanos porque tiene el efecto de vulnerar “de facto” la presunción de inocencia de las personas acusadas.

Según la normativa federal, cuando una persona es peligrosa o es riesgo de fuga —tomando en consideración la naturaleza del delito imputado— se le puede privar del derecho a fianza. Bajo esa premisa es que a personas acusadas de narcotráfico o de causar la muerte a seres humanos normalmente no se les concede fianza. Son también relevantes los vínculos de los acusados con Puerto Rico porque, de ser extranjeros o no tener ataduras con el país, podrían evadir la jurisdicción.

Se me hace difícil visualizar a la joven Droz dentro de ese perfil. No está acusada de narcotráfico ni de asesinar a nadie. Ha vivido aquí toda su vida. Tampoco tiene pasaporte de ningún otro país y, al momento de ser arrestada, era estudiante universitaria. El problema es que ha sido demonizada mediáticamente; peor aún, ya ha sido juzgada del delito imputado y su detención sin fianza confirma el juzgamiento sumario.

Me pregunto si todas las personas que ya han condenado a Nina la conocen. Si saben que es rescatadora de animales. Que ese amor la llevó a iniciar estudios para desarrollar prótesis para animales con impedimentos. Me pregunto si saben que ha trabajado como voluntaria en hogares para niñas maltratadas y con estudiantes rezagados para que puedan graduarse. Me imagino que tampoco saben que es donante recurrente de sangre a personas que ni siquiera conoce y que está también registrada como donante de órganos. Hace años también fue una gran deportista nacional e internacional en el deporte ecuestre. Cuesta trabajo situarla en el perfil de narcotraficantes y asesinos a los que se le niega fianza.

La atención pública ha estado enfocada en su supuesto nombre artístico (“la que respira fuego”) para criminalizarla, un sobrenombre que le adjudicó la filmación aquí de una película para una breve escena. Me pregunto si eso mismo podría apuntársele a Olga Tañón, conocida como la “mujer de fuego”. ¿Implica que la señora Tañón tiene obsesión con el fuego o es piromaníaca? ¿Que Lucy Fabery, la “muñeca de chocolate”, se derretía con el calor o que Luis Miguel, “el sol de México”, ilumina a su paso cuando sale por el este en ese país?

Desconozco si Nina cometió delito y si el mismo es de jurisdicción del gobierno federal. De la misma forma que denunciamos la utilización de la violencia, con los riesgos que ello implica, debemos denunciar la injusticia. Que cualquiera de nosotros no sea juzgado con imparcialidad es una injusticia. Que personas acusadas de crímenes económicos puedan disfrutar de libertad bajo fianza y se prive de ello a Nina Droz es una injustica. Que no se hayan considerado opciones como restricción domiciliaria, grillete electrónico o entrega de pasaporte, tampoco es ejemplarizante de un proceso justo e imparcial.

No creo que nadie se sienta más seguro porque Nina Droz esté en la cárcel. Sí debemos sentimos vulnerables cuando, en determinadas circunstancias, no todos somos tratados con imparcialidad y justeza.

Otras columnas de Julio Fontanet

jueves, 1 de noviembre de 2018

Bombas, tiros y odio

El licenciado Julio Fontanet plantea que cuando falla la conducta ejemplar de dirigentes gubernamentales, la civilidad y el sentido más básico de humanidad tienen que surgir del pueblo

jueves, 4 de octubre de 2018

El juez Kavanaugh y Mr. Hyde

El licenciado Julio Fontanet analiza las declaraciones del juez Brett Kavanaugh ante el Comité de lo Jurídico del Senado de Estados Unidos

jueves, 6 de septiembre de 2018

Se busca un legislador valiente

El licenciado Julio Fontanet argumenta sobre la posibilidad de eliminar los costosos servicios de escolta a los exgobernadores

💬Ver 0 comentarios