Albert Grajales

Tribuna Invitada

Por Albert Grajales
💬 0

No al terrorismo y sí la vida

Llevo muchos años en la lucha en contra del terrorismo como perito en inteligencia operacional y defino el terrorismo de esta forma: “El terrorismo es el peor virus de todos los virus porque está constantemente mutando con el fin de avatar una nueva forma”.  

Recientemente hemos visto las reacciones de todo el mundo en referencias a los recientes actos terroristas perpetuado en el club de entretenimiento Pulse en Orlando, Florida. El gran asombro y la pregunta que nos hacemos es ¿por qué?  El terror se reflejaba en las miradas anonadadas de los sobrevivientes del club y de aquellos que seguían las noticias. ¿Habrá cumplido el Estado Islámico (ISIS por su acrónimo en inglés)  su cometido por ese día? Claro que sí pero de manera indirecta. Desde el punto de vista de un oficial de inteligencia presentaré el efecto que tiene el terrorismo y cómo debemos decir “no al terrorismo y sí a la vida”.

Algunos de ustedes pensarán que es fácil expresarlo pero muy difícil de hacer pero esa es la primera misión de los terroristas, que pensemos que estamos sin salida, desventajados, confusos, humillados, sumisos, descontrolados, inseguros y aterrorizados. Aparte está un tópico que nadie menciona, la inestabilidad económica para los Estados Unidos. 

Tenemos que tener en cuenta que los terroristas quieren establecer desorden y caos con el fin de implantar su supuesto credo político-religioso. La organización terrorista más temerosa y morbosa es el Estado Islámico, “ISIS”, por su estructura bien organizada, cuyos estado financiero, estrategia paramilitar, inteligencia operacional, control de los medios sociales y de las noticias la han colocado como los líderes en la guerra psicológica. Sus asesores de la conducta humana han sido bien efectivos junto a los asesores de los medios.

Ya conocemos a nuestro enemigo y sabemos que sus promesas de odio y terror serán efectuados de forma directa por instrucciones (internacional o homegrown)  o indirecta por motivación radical individual  (lonewolf) y que sus ataques serán cortos y rápidos a tarjetas blandas. 

Referente al ataque en Orlando, en los medios se está comentando que el objetivo principal del atacante Omar Mateen era hacia los homosexuales por su posible lucha latente que tenía referente a su sexualidad, pero fue la propaganda de motivación negativa de ISIS que lo inspiró a cometer este horrible crimen. 

ISIS adoctrina y  resalta su poderío a través de sus propagandas, asesorado por psicólogos y experto en los medios. En este caso particular en el que yo entiendo que no hay relación directa con ISIS, recientemente confirmó mi teoría  el Sr. John O. Brennan, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por su acrónimo en inglés) que Omar Mateen actuó por su propia voluntad en nombre del ISIS motivado sus campañas cibernéticas y visitas al Medio Oriente.   

No se presentan hasta el momento directrices de la organización terrorista hacia Mateen. Como ven que parte de las estrategias de ISIS para crear caos psicológico es reconocer cualquier acción de terrorismo que haya sido exitosa aunque no estuvieran involucrados directamente.   

Debemos de acordar que ISIS usará todo los medios para cometer sus acciones criminales para establecer su punto de atacar y matar  a todos los infieles (infidel), a la luz de su interpretación del Corán. Hasta ahora hemos visto en los Estados Unidos que los casos de ataques clasificados de odio y/o terrorismo han sido  contra policías, militares, judíos, cristianos, africanos americanos, maestros, comerciantes, prostitutas y deportistas, entre otros. 

Ese domingo le tocó a la comunidad gay pero también a los latinos. Muchos hermanos boricuas perdieron sus vidas. Estos lobos solitarios quieren ser recordados en la sociedad por su notoriedad para satisfacer su distorsionada interpretación de la fama y justicia.  En un momento Mateen deseaba ser un héroe reconocido como un agente del orden píblico  pero su libre albedrio hacia la vida lo ha marcado como un monstro en nuestra historia.

¿Cómo podemos luchar con el terrorismo?  Esto es asunto para los expertos en contraterrorismo y personal del orden público pero usted puede hacer frente al terrorismo llevando una vida normal. Seguir sus actividades como siempre y disfrutar de la vida.

Tenemos que ser valientes apoyando y cooperando con las entidades pertinentes en la lucha contra el terrorismo. El terrorismo es igual que cualquier otro crimen que afecta el bienestar de una comunidad y, como todo crimen, es nuestro deber cooperar con las autoridades si es que vemos algo sospecho o perjudicial para todos. Recuerden que tenemos que estar más atentos y preocuparnos más por el prójimo.  Tenemos que despertar ese sexto sentido de lógica y percepción para poder llevar una vida mejor y en paz. El mensaje es claro y hay que decirles a los terroristas “No al terrorismo y sí a la vida”.

Otras columnas de Albert Grajales

💬Ver 0 comentarios