Migdalia M. Texidor

Punto de vista

Por Migdalia M. Texidor
💬 0

No basta con el toque de queda: hay que hacer las pruebas

En medio de una pandemia como la que estamos viviendo, son muchos los retos y situaciones que requieren de la toma de decisiones ponderadas, serias, oportunas, efectivas, y con una gran responsabilidad.  Este es el caso que nos ha tocado vivir con la pandemia, porque se trata de lo más preciado que tenemos los seres humanos, la salud.  En una sociedad democrática con ley y orden, como la que todavía creemos que es Puerto Rico, es importante mantener los valores y aspiraciones que nos sostienen como tal. 

En Puerto Rico contamos con organismos gubernamentales, compañías privadas y organizaciones de profesionales de la de salud, sin fines de lucro, cuyos miembros son expertos en el manejo de crisis dentro de sus áreas de competencia. Entonces, resulta indignante reconocer el manejo inadecuado por parte del gobierno de las pruebas de laboratorio para COVID-19, aparentando responder a los intereses económicos de grupos con influencia política o al amiguismo.

El Departamento de Salud de Puerto Rico cuenta con un laboratorio clínico dentro de sus propias facilidades con personal profesional de calidad y con una experiencia amplia en los asuntos de adquisición, validación y ejecución de las pruebas e instrumentos para la realización de pruebas de laboratorio. Además, cuenta con un área de reglamentación con inspectores, que son tecnólogos médicos, quienes garantizan la calidad de los resultados de laboratorio. ¿Cómo es posible que se ignore este hecho y se seleccione una compañía contratista, sin credencial que valide la capacidad y experiencia de suplir las pruebas?  ¿Cómo es que, siendo el Departamento de Salud el responsable de garantizar los servicios de salud de la más alta calidad a nosotros los puertorriqueños, determine por una orden administrativa acciones que son contrarias a las leyes que rigen la profesión y el establecimiento de los laboratorios clínicos, pretendiendo enmendar de forma injustificada y arbitrariamente sin necesidad alguna? 

En Puerto Rico hay dos expertos del laboratorio clínico: los patólogos clínicos y los tecnólogos médicos. Los primeros son doctores en medicina con una especialidad en las ciencias del laboratorio y los segundos, científicos del laboratorio clínico o tecnólogos médicos.  Los tecnólogos médicos son profesionales con licencia para la práctica y con competencias en el área profesional que como mínimo cuentan con un bachillerato en ciencias del laboratorio clínico o tecnología médica. Los conocimientos en Química Orgánica, Analítica, Microbiología, Inmunología y Matemáticas, y otras áreas como la Química clínica, Hematología, Banco de Sangre, Inmunología clínica y Serología, Microbiología clínica, Parasitología y Administración de laboratorios, los han preparado para dar frente a momentos como los que estamos viviendo, desde sus escenarios clínicos.  

El Departamento de Salud no puedeignorarque Puerto Rico cuenta con cerca de 3,500 tecnólogos médicos activos y alrededor de 900 laboratorios clínicos, debidamente licenciados y distribuidos en los 78 municipios, así como compañías registradas expertas en venta y proveedoras de reactivos, instrumentos y materiales de laboratorio a las que no se les dio la oportunidad de colaborar en el proceso de la adquisición y realización de las pruebas de coronavirus. iQué diferente sería la situación al día de hoy si el gobierno hubiera aprovechado estos valiosos recursos!  

La triste realidad es otra: existen 100,000 pruebas repartidas nadie sabe dónde o a quién, de las cuales solamente cerca de 5,000 fueron realizadas sin tampoco saber por quién ni dónde, según reconocido por el secretario de Salud, Dr. Lorenzo González. Dr. González, tanto los tecnólogos médicos como los laboratorios clínicos de Puerto Rico han querido ayudar. iDeles la oportunidad! Ellos son los expertos. De esa forma se garantiza la calidad de los resultados y, como consecuencia, mejorarán las estadísticas. Con la voluntad y el interés de no seguir en la incertidumbre, el compromiso de informar los resultados positivos en los casos de enfermedades infecciosas al Departamento de Salud, como es por reglamentación, se mantiene. 

Dr. González, en sus manos está cambiar la historia.  Estamos celebrando la Semana del Laboratorio Clínico: haga justicia a nuestros profesionales y a sus instituciones. No basta con el toque de queda.  Se requiere hacer las pruebas como manda la ley. Trabajemos juntos. Es lo menos que le pide el país. 


Otras columnas de Migdalia M. Texidor

💬Ver 0 comentarios