Andrés Fortuño Ramírez

Punto de vista

Por Andrés Fortuño Ramírez
💬 0

No caigas en sus redes

La era de la razón parece haber muerto. Hay tanto pasando en el mundo que no nos da tiempo a procesarlo todo. Reaccionamos a lo que vemos en Internet como lo hacen los seres más primitivos en la selva. Dependientes de nuestros instintos y siempre en estado de alerta, pareciéramos solo tener dos respuestas al mar de noticias, las ignoramos o las compartimos.

Andamos tan a prisa, que no tenemos tiempo para leer, para escuchar y para realmente entendernos. En cualquier conversación, sea digital o en persona, ya tenemos formulada una respuesta antes de que el exponente termine su punto. Reaccionamos sin pensar y los que manejan los grandes intereses del mundo lo saben. Inclusive, muchos se aprovechan de nuestra impulsividad para distribuir opiniones que les favorezcan, vendernos falsas ideas o cosas que no necesitamos.

Antes de Internet todo lo que salía en la tele lo dábamos por cierto. Mucho antes, nuestros abuelos escuchaban la radio y vivían convencidos de que todo lo que salía por sus altavoces era la verdad y nada más que la verdad. Basta ver el caso de la trasmisión de “La Guerra de los Mundos”, narrada por Orson Wells en 1938, y el pánico que causó en algunos de sus oyentes, quienes creyeron que lo que se narraba estaba realmente sucediendo.

Si algo he aprendido en estos años, es a reconocer que no todo lo que aparece en Internet es cierto. Hay que leer más allá de los titulares y corroborar la confiabilidad de los sitios y fuentes. Igual que existen los “trolls”, personas que se dedican a denigrar y desprestigiar a través de sus burdos comentarios, también existen sitios que se dedican a confundir, a sembrar el odio y el pánico.

En esta era de comunicaciones no podemos darnos el lujo de jugar a ser inocentes. Respirar profundo, escuchar antes de opinar, leer antes de responder y pensar antes de actuar, son nuestras mejores armas para defendernos de aquellos que salen todos los días a pescar ingenuos. Asegúrate de no caer en sus redes.

Otras columnas de Andrés Fortuño Ramírez

martes, 3 de diciembre de 2019

Cantares de Navidad

Andrés Fortuño destaca lo verdaderamente importante al aproximarse otra Navidad

miércoles, 20 de noviembre de 2019

Voto presidencial: un voto a medias

Andrés Fortuño Ramírez considera un insulto el voto simbólico por el presidente de Estados Unidos en las elecciones de Puerto Rico

martes, 12 de noviembre de 2019

Código para animales, civilizados

El Código Civil debe tener como meta promover la paz, el orden, la felicidad y el respeto. Ampliar la empatía entre todos y otorgarles los mismos derechos a todas las personas, argumenta Andrés Fortuño Ramírez

domingo, 3 de noviembre de 2019

Que comience la carrera

Más que enfocarnos en el relleno del pavo o en comprar guirnaldas de colores, nos desbocamos por conseguir pasajes a buen precio para pasar las Navidades en Puerto Rico, escribe Andrés Fortuño

💬Ver 0 comentarios