José R. Nadal Power

Tribuna Invitada

Por José R. Nadal Power
💬 0

No podemos permitir que la Junta llene el vacío

La Junta de Control Fiscal será parte de la nueva realidad política de Puerto Rico. Tenemos que verla como un reto, ignorarla u oponérsele sin presentar opciones para impulsar los cambios que hacen falta en nuestro gobierno y economía sería caer en la irrelevancia e inefectividad.

El tribalismo y clientelismo político llevaron a Puerto Rico a su situación actual. Ejemplo es el sabotaje interno y externo al motor de crecimiento económico: las 936. El programa económico basado en las 936 no era perfecto, pero funcionaba. Como no era compatible con la estadidad, líderes cegados por su obsesión estadista se hicieron cómplices de su eliminación, aunque las consecuencias fuesen el desastre económico que vivimos. Fueron advertidos, pero el tribalismo pudo más. Igual sucede con el clientelismo. Por décadas, la solución a los problemas fue crear agencias. Así se daba la impresión de que algo se hacía y demasiadas agencias y corporaciones se convirtieron en instrumentos de reclutamiento político sin méritos. Se crearon programas públicos, incluida la mal llamada reforma de salud, que nunca se supo cómo se pagaría.

Hoy tenemos una economía menguada y una estructura gubernamental incapaz de responder -y obstaculiza- al Puerto Rico posible, al País de primera que podemos tener. Por eso tenemos demasiadas agencias y corporaciones públicas con funciones cuestionables, que administran su burocracia y han perdido relevancia para el Puerto Rico posible. Ante esta realidad y la llegada de la Junta, los puertorriqueños, y sobre todo el liderato político, tenemos que ser valientes y proactivos cambiando la política y el gobierno.

No podemos permitir que la Junta llene el vacío. Para que ésta dure lo menos posible tenemos que demostrar que podemos tomar decisiones, y ser claros sobre lo que queremos para Puerto Rico y sobre los pasos que daremos para cambiar nuestra realidad. Ese tiene que ser el enfoque principal de los programas de gobierno de todos los partidos y del debate eleccionario.

Para ser efectivos como País tenemos que buscar mayor unidad política. Todos tenemos que estar de acuerdo en modernizar a Puerto Rico, en provocar que seamos nuevamente vitrina de crecimiento y líderes de nuestra región, en vez de caer en la irrelevancia y el estancamiento. Tenemos que establecer metas concretas de crecimiento económico y modernización gubernamental, y asegurarnos de que todas las instituciones compartan e impulsen esas metas, sin fincas aparte. Esto nos conviene a todos, sin importar las preferencias políticas. Después de todo no habrá cambios de status político posible mientras nuestra economía no crezca y no demostremos nuestra voluntad y capacidad de gobernarnos. Vamos a demostrarle al Congreso y a la Junta que nosotros vamos a más.

Otras columnas de José R. Nadal Power

💬Ver 0 comentarios