Jon Borschow

Tribuna Invitada

Por Jon Borschow
💬 0

No seamos víctimas

Recientemente se formó un reperpero en estas páginas editoriales cuando se publicó una columna acusando a “el judío” de estar detrás de nuestros problemas en Puerto Rico -de ser los que controlan “la metrópolis” con una estructura secreta, un “gobierno paralelo”, de no solo ser indiferentes ante nuestra situación sino responsables “por la codicia del sistema que le implantaron”, de que vivimos de la ilusión de que tenemos que convencer al Congreso cuando ese Congreso lo controla “el judío”, etc., etc.

Dejemos a un lado el profundo antisemitismo -implícito y explícito- en estas palabras, y la grave injusticia e ignorancia que conlleva atribuir nuestros problemas a un grupo étnico, y examinemos cuáles son las raíces reales de la situación de nuestra isla.

Es verdad que muchos en el Congreso no han sido muy receptivos a nuestras oberturas. Es cierto que escuchan más a los que tienen el poder político, a los que los eligieron y a los que tienen una cartera millonaria para contribuir a sus campañas electorales. Escuchan más a un presidente que controla un bloque esencial para el futuro electoral del Partido Republicano y que tiene prejuicios con matices hasta racistas. Pero también es cierto que llevamos décadas minando nuestra credibilidad, llegando a ellos con las manos extendidas pidiendo dádivas en lugar de traer estrategias de desarrollo sostenibles, inteligentes y consensuadas.

Podremos ser víctimas de la indiferencia de muchos, pero más somos víctimas de nuestra propia falta de visión, de capacidad, y de responsabilidad con el prójimo. Somos víctimas de nuestro egocentrismo, de nuestra avaricia, y de nuestra ceguera voluntaria ante un mundo cambiante. Somos víctimas de las propias narrativas escuetas, ideológicas y egoístas, que hemos creado y que nos hemos creído. Somos víctimas de pensar que nos van a creer nuestros cuentos sin cuestionamientos, y, finalmente, de pensar que nos los iban a creer indefinidamente. Ahora somos víctimas de que no solo han dejado de creer en nuestras narrativas, sino que ya ni nos escuchan.

Desde que nos quitaron la 936 en 1996, hemos estado dando palos a ciegas, tapando el cielo con la mano cuando debimos aprovechar para prepararnos. Nos teníamos que organizar, que disciplinar y ponernos a producir valor para el mundo. Pero nuestras narrativas ideológicas nos cegaban. Recuerdo una cena con dos amigos -uno estadista y el otro independentista- y cada uno me argumentaba que no había nada que podíamos hacer para resolver los problemas de Puerto Rico mientras no cambiáramos de estatus. Igual hoy hay quienes argumentan que nuestra salvación consiste en que a nuestra isla hay que “soltarla” o hasta que nos devuelvan a España.

Ya es hora de desligarnos de los falsos profetas y sus narrativas que nos desmerecen con sus posturas y hasta calumnias. Es el momento de zapatearnos de las narrativas de la victimización y de dejar de perseguir panaceas ilusorias. Ahora, van a llegar de la tan menospreciada “metrópolis” recursos multibillonarios esenciales para reconstruir nuestra isla. Si los usamos meramente para intentar recrear lo que fuimos en el pasado, estaremos perdiendo la mayor oportunidad que vamos a tener para encaminar a Puerto Rico en un nuevo rumbo.

Ahora es el momento de romper con los paradigmas arcaicos y desarrollar un nuevo Puerto Rico -tecnológico, innovador, y sofisticado- que se convierta en un destino para el mundo para visitar, para vivir, para emprender, para exportar, para que nuestra isla se transforme nuevamente en un modelo del éxito. Yo apuesto a que si ponemos frente al Congreso y la nación americana nuestra visión de desarrollo económico -con acciones y resultados evidenciables- se animarán a ayudarnos y volverán a creer en nosotros. Nadie quiere invertir en un fracaso.

Otras columnas de Jon Borschow

jueves, 19 de abril de 2018

La bonanza de María

El autor expone lo crucial de estrategias ponderadas de las comunidades para encaminar proyectos con opción de fondos federales y otras iniciativas importantes de cara a una “bonanza” de ayudas para la recuperación de los daños causados por el ciclón María por las que muchos procurarán optar

viernes, 16 de marzo de 2018

El legado del Maestro Casals y el futuro del país

El Presidente de la Junta de Directores de Foundation for Puerto Rico reflexiona sobre la visión de Pablo Casals y allegados al promover a Puerto Rico como destino mundial gracias a la promoción del acervo cultural del país

martes, 27 de febrero de 2018

Diseñando un nuevo futuro isleño

El empresario Jon Borshow argumenta sobre lo crucial de definir una visión precisa y un buen plan de desarrollo, original y práctico, para lograr un destino deseable para Puerto Rico

💬Ver 0 comentarios