Fernando A. Cuevas Quintana

Tribuna Invitada

Por Fernando A. Cuevas Quintana
💬 0

Nuestra vejez invisible

La Oficina del Censo Federal reveló que en 2017 la población de 65 años o más igualó a la de los jóvenes menores de 18 años en la isla. Para 2018 las muertes superaron los nacimientos, razón importante del envejecimiento poblacional en cualquier territorio. Las proyecciones para el 2020 indican que las personas de edad avanzada superarán en número a los jóvenes. A esto se suma el alza de la juventud que abandonan el país buscando nuevas oportunidades. Sin embargo, como país seguimos centrados en atender la población joven.

El estilo de vida de una persona adulta mayor cambia completamente. Entonces, algunos los tildan de estorbos. Muchos adultos mayores se alejan de las relaciones que tenían con amigos porque solo hay tiempo para estar con sus parejas y combatir juntos enfermedades. Otros se quedan solos, excluidos de eventos sociales.

Algunos están rodeados de familiares, pero los lazos afectivos son nulos u opacados por el uso de aparatos electrónicos por parte de los más jóvenes, lo que no permite interacciones saludables. Una gran cantidad queda en la pobreza, sin tener dinero para subsistir. Cada uno de ellos, según sus particularidades, se van tornando invisibles ante el lente de la sociedad.

A pesar de que esta población va en aumento, no se habla sobre su bienestar. Importa poco cuan saludables son sus relaciones interpersonales, a pesar de ser ellos los que nos enseñaron a entablar una conversación. Lucharon en el pasado por nuestro país y no nos preocupa cuanta estabilidad económica poseen. Dedicaron tiempo a formar líderes de nuestra actualidad, pero a nadie le interesa cuan solos se puedan sentir en este momento. Acogían en su casa a personas que necesitaban ayuda, pero hoy día los dejamos abandonados. Tenían con nosotros paciencia en nuestro proceso de aprendizaje, ahora los vemos en las calles y le gritamos “viejo tu no estas para guiar, vete a dormir y a coger el Seguro Social”. Hoy es momento de devolver lo que algún día esta población nos ofreció desde sus diferentes espacios sociales. Va en aumento una población y es tiempo de quitarnos las vendas para accionar en base a realidades.

Otras columnas de Fernando A. Cuevas Quintana

miércoles, 29 de mayo de 2019

Matamos a quien da vida

Fernando A Cuevas Quintana llama a proteger la naturaleza, fuente de vida

💬Ver 0 comentarios