Miguel Ángel Rosario Lozada

Tribuna Invitada

Por Miguel Ángel Rosario Lozada
💬 0

Nueva gobernanza, ¿qué es?

Hace algunas semanas viene sonando en los medios de comunicación la falta de una nueva gobernanza en Puerto Rico. Entiendo que es importante explicar lo que significa tal frase para ir sentando las bases necesarias para su entendimiento.

La gobernanza hace referencia a la eficacia, calidad y buena orientación en la intervención del Estado que le permite generar legitimidad a la hora de gobernar. En otras palabras, es el proceso de toma e implementación de decisiones y el discernimiento de ejecutarlas o no. No es un término nuevo, pues proviene desde inicios de las civilizaciones. Tan pronto fueron creadas las primeras civilizaciones, el hombre sentó las bases para tres instituciones: religión, economía y gobernanza.

Como plantea la definición, dentro de la gobernanza, el proceso de toma e implementación de decisión no se da en un vacío. Son los ejecutores de tales decisiones lo que se convierten en los actores involucrados dentro del proceso. Existen ocho características que definen una buena gobernanza y por ende un buen gobierno: participación, legalidad, transparencia, responsabilidad, consenso, equidad, eficacia y eficiencia, sensibilidad.

Debo colocar en perspectiva que la institución que conocemos como gobierno es una estática; no existe un cambio con el pasar del tiempo. Donde no se es estático es en los actores que participan dentro del gobierno. Y ahí es donde radica uno de los problemas de gobernanza existente en Puerto Rico. Cada cuatro años la sociedad civil entra en un proceso eleccionario. En tal proceso es donde sustituimos o renovamos a los sujetos participes de la gobernanza. No se debe entender por gobierno en referencia a los servidores públicos ni a los funcionarios electos. El gobierno es estático porque es ahí donde se toman e implementan las decisiones y se trabaja la gobernanza.

Donde radica el verdadero problema de la gobernanza en la isla es en la falta de currículos de enseñanza diseñados para implementar perspectivas educativas como estudios de género, sociedad civil, valores y ética que genere en los estudiantes el pensamiento crítico necesario para discernir entorno a los cuestionamientos sociales. A medida que la sociedad vaya desarrollando tales perspectivas se encamina a forja una nación cimentada en la buena gobernanza. Pero importante es también que la buena gobernanza no es perteneciente únicamente al gobierno. Dentro de la sociedad y en la empresa privada también se aplica tal gobernanza.

Así que el problema mayor que tenemos en Puerto Rico es la ausencia de una educación enfocada en desarrollar la importancia del pensamiento crítico para discernir, aplicar, tomar e implementar decisiones. Una nueva gobernanza es vital para encaminar a la isla en este nuevo proceso de reconstrucción y para comenzar a destruir los cimientos de la partidocracia que nos ha gobernado por más de cien años.

Precisamente les decía a mis estudiantes de Ciencias Sociales que “las masas leen, escuchan y entienden lo que el Estado promulga. Quien no haya generado pensamiento crítico en sus años universitarios y no desarrolló el poder discernir, argumentar y cuestionar al Estado, perdió su tiempo”.

Otras columnas de Miguel Ángel Rosario Lozada

jueves, 1 de marzo de 2018

La ciudadanía norteamericana en Puerto Rico

Miguel Ángel Rosario Lozada declara que la ciudadanía americana para Puerto Rico surge de la necesidad de ampliar el cuerpo militar norteamericano en la Primera Guerra Mundial

💬Ver 0 comentarios