José D. Quiles Rosas

Punto de vista

Por José D. Quiles Rosas
💬 0

Nueva página en la historia de nuestro béisbol

Al concluir cada temporada, escribimos un nuevo capítulo en la historia de nuestro béisbol.  El más reciente concluyó el 27 de octubre de 2019, en el estadio Mariano “Niní” Meaux de Juncos, ciudad con una rica, extensa y exitosa trayectoria en la Federación de Béisbol de Puerto Rico. 

Los Mulos de Juncos regresaron a la cima, después de 28 largos años de espera. Nueve entradas no fueron suficientes para cerrar con broche de oro el torneo. Randy Ventura recorrió las bases con la fogosidad que lo caracteriza, aprovechó dos errores del equipo contrario y marcó la carrera del campeonato para los Mulos en la undécima entrada.

Juncos logró la supremacía nuevamente, convirtiéndose en el primer equipo en la historia de la Doble A en llegar a los 10 campeonatos.

Fue una serie de grandes emociones y momentos inolvidables. Los Mulos y los Jueyeros de Maunabo deleitaron a la fanaticada con cada jugada. No hicieron quedar mal a los que pronosticaron una serie reñida y de gran nivel competitivo. Ninguno de los dos equipos se quitó. Dieron la batalla hasta el final. Era difícil predecir un gran favorito

Nuestro agradecimiento a los seguidores de ambos equipos por su buen comportamiento en las gradas. Fueron más de 3,000 los fanáticos que se dieron cita al último juego. Además, a través del internet más 200,000 personas disfrutaron la transmisión en vivo de los juegos seis y siete de la serie.

Mi felicitación al apoderado de los campeones Mulos, ingeniero Carlos Príncipe. Me consta el amor y compromiso que le tiene a su equipo. Después de 11 años al frente de la franquicia, logró lo que su pueblo esperaba con tantas ansias. Recogió la cosecha de un trabajo bien realizado. Lo lograste.

También, reconozco el esfuerzo de los subcampeones Jueyeros de Maunabo y su apoderado Israel Lebrón. Además, a los integrantes de la junta directiva, en especial el coapoderado Orlando Figueroa y los exapoderados María Angie Gallardo y Pedro “Papote” Solís, voluntarios que asumieron el timón de la franquicia en momentos difíciles.

Hago extensiva mi felicitación a los alcaldes Alfredo “Papo” Alejandro, de Juncos y Jorge Márquez, de Maunabo, por la labor realizada durante la serie. Nuestro agradecimiento a la Policía Municipal de Juncos y Maunabo, así como a la Policía de Puerto Rico.

Gracias a todos los que hicieron posible el éxito del torneo. A su director ejecutivo, Pedro Vargas, los empleados de la Federación, auspiciadores, apoderados, alcaldes, jugadores, árbitros, dirigentes y personal de apoyo de los equipos.

Se acabó la temporada número 80 y comenzamos los preparativos para regresar al terreno en febrero 2020.

¡Nos veremos en los estadios!


Otras columnas de José D. Quiles Rosas

💬Ver 0 comentarios