Ana Helvia Quintero

Tribuna Invitada

Por Ana Helvia Quintero
💬 0

Nueva visión de la organización administrativa

Recientemente se informó sobre los cambios administrativos que se están llevando a cabo en el Departamento de Educación (DE). Coincido en la necesidad de eliminar las Regiones Educativas y de convertir las oficinas centrales del DE en una estructura más pequeña cuyo papel principal sería dar dirección al sistema. Ahora bien, junto la disminución de las tareas del nivel central del DE es preciso un cambio en la cultura administrativa que rige en el sistema educativo. Sugiero tres cambios fundamentales: la organización administrativa del sistema debe ser una organización que aprende, que promueva un ambiente que permite equivocarse y desarrolle un ambiente que promueve la colaboración.

Me explico. La diversidad en los ambientes en que se da el aprendizaje hace imposible que la teoría aplique en forma homogénea. Las teorías ofrecen los principios que guían la acción, la práctica nos enseña cómo el contexto afecta la traducción de los principios en acción, así como las revisiones que hay que hacer de los principios. La práctica entonces también es generadora de teoría. Así las teorías y principios se revisan continuamente a partir de lo que se aprende en la práctica. La organización tiene entonces que ser una organización que aprende.

Por tanto, la estrategia prevaleciente, en la cual los cambios los elaboran unos “expertos”, que a la vez “entrenen” a los maestros y otro personal docente para que los implanten, tiene que cambiar por un proceso colaborativo en el cual la teoría y la práctica interactúan en la generación de ideas y en el proceso de implantarlas. La organización administrativa se tiene entonces que desarrollar a partir de esta realidad. Tiene que promover un ambiente que apoye el aprendizaje.

El aprendizaje, corrientemente, está acompañado de equivocaciones. Parte del cambio organizativo que debe darse para crear ambientes de aprendizaje es el de desarrollar actitudes que permitan equivocarse. Un estudio de una gran diversidad de instituciones, mostró que cuando existe un ambiente de miedo al fracaso y falta de confianza, se limitan las posibilidades de aprender. Así en un ambiente que promueve el aprendizaje, los errores en lugar de ocasiones para sentirse fracasado deben convertirse en ocasiones para aprender. Hay que aprender a equivocarse inteligentemente, esto es limitar los errores que se cometen al trabajar impensadamente, pero aprovechar para aprender de los errores que surgen cuando la práctica no se comporta como esperábamos. Todas las innovaciones conllevan errores. El temor a los errores lleva pues al estancamiento.

En los ambientes complejos también es necesario el trabajo en equipo. Así, el DE debe dejar atrás la idea de una organización que realiza todas las tareas y convertirse en una organización que coordina y da dirección a diversas iniciativas hacia una visión común.

Por ejemplo, en varias de las universidades se investiga sobre cómo se debe enseñar las diversas materias. El DE podía hacer alianzas con éstas para que desarrollaran y mantuviesen al día el currículo. Esto a su vez permitiría dar continuidad a los procesos de revisión curricular, pues no cambiarían cada vez que cambia la dirección del DE.

La labor del DE se transformaría a desarrollar una visión común y partiendo de la misma apoyar y tejer relaciones entre entidades que trabajan en diversos aspectos de esta visión, evaluando y monitoreando los resultados de las diversas iniciativas. Se va así transformando la labor gubernamental en la dirección que apunta la literatura sobre organizaciones para nuestro tiempo, de una piramidal dirigista a una que promueve las redes de colaboración hacia un fin en común. Nos encaminamos así del “government” al “governance”.

Otras columnas de Ana Helvia Quintero

jueves, 11 de octubre de 2018

Un nuevo modelo escolar para Puerto Rico

La profesora Ana Helvia Quintero presenta ideas para desarrollar un nuevo modelo educativo que estimule la diversidad de talentos de los estudiantes

lunes, 17 de septiembre de 2018

Soluciones para la UPR ante la crisis fiscal

Ana Helvia Quintero indica que aunque los recortes son excesivos, la UPR tiene que trabajar para hacer los cambios que la institución necesita

💬Ver 0 comentarios