Luis G. Rivera Marín

Tribuna invitada

Por Luis G. Rivera Marín
💬 0

Nuevos horizontes para Puerto Rico

En 2018, con más de ocho millones de habitantes, Bogotá es una ciudad llena de oportunidades y evidente crecimiento. Su clima frío y su fatigante altura son escenario para incontables edificios, amplias aceras y desarrollada infraestructura. Bogotá, Colombia completa —que hace poco más de dos décadas se vio sumida en una desgarradora ola de violencia— ha iniciado su regreso hacia la estabilidad social y el crecimiento económico.

Sin embargo, el mayor control del gobierno colombiano sobre el tráfico ilegal de narcóticos y la salida del más largo y complejo conflicto armado en la historia de América Latina no han sido casualidad. La Bogotá y la Colombia de 2018 es producto de dos décadas de sana y responsable administración pública, en estrecha y honrada colaboración con el sector privado. Con el propósito de mejor conocer su historia y de integrar a Puerto Rico a este proceso, viajé el pasado 4 de agosto a Bogotá, junto al gobernador Ricardo Rosselló, a la Transmisión de Mando del Presidente Iván Duque.

Conocer la ubicación geográfica de Puerto Rico es comprender las oportunidades de crecimiento y desarrollo económico que su lugar en el Caribe implica. La isla, por su cultura caribeña y su bilingüismo, sirve de puente y punto de entrada natural a los latinoamericanos que se interesan en los Estados Unidos. Puesto de otra forma, Puerto Rico es donde los Estados Unidos se convierten en un país latinoamericano. Por lo tanto, visitar economías emergentes, como la de Colombia, y crear lazos con sus gobiernos, es posicionar a Puerto Rico como líder en la región y como eje latinoamericano de la política exterior de Estados Unidos. A estos efectos, nuestra agenda en Bogotá era una cargada y aprovechamos la visita a la Transmisión de Mando para maximizar oportunidades de gran envergadura para la isla.

El lunes, 6 de agosto, el Gobernador, los secretarios de la Vivienda y de Desarrollo Económico, Fernando Gil y Manuel Laboy, respectivamente, y un servidor, nos reunimos con el Ministro de Vivienda de Colombia, Jonathan Malagón. Con él discutimos el intercambio de mejores prácticas en el desarrollo de viviendas. Colombia, un país con desarrollo de nuevas viviendas significativo, y Puerto Rico, una isla cuyas viviendas se vieron devastadas por el paso del huracán María, enfrentan retos parecidos que solo podrán sobrellevarse con la colaboración regional. Compartir modelos sostenibles de desarrollo de viviendas será esencial para el incremento en construcción que habrá de suceder en ambos lugares.

Ese mismo día, en la tarde, tuvimos la oportunidad de reunirnos con el Presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. Con el mandatario discutimos la posibilidad de desarrollar estrategias de turismo que comprendieran todo el Caribe, en lugar de destinos separados. De igual forma, comentamos la rentabilidad de alianzas público privadas, como un mecanismo para desarrollar antiguas bases militares de los Estados Unidos, en Panamá y en Puerto Rico.

En horas de la noche, tuvimos el privilegio de reunirnos con el Presidente de Colombia, Iván Duque. Con sus firmes posturas, promete defender la democracia y el estado de derecho en toda América Latina, labor que será esencial para la región, donde países como Venezuela y Nicaragua se encuentran al borde del colapso financiero, y son víctimas de graves violaciones de derechos humanos perpetradas por el estado. Nos reunimos también con el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y le expresamos nuestra absoluta solidaridad y total apoyo en la lucha de su pueblo.

Así, tras una serie de reuniones con dignatarios y representantes de distintos países en la región, estimamos igualmente importante realizar reuniones con el sector privado. Acordamos posibles áreas de cooperación en la generación de energía y el sector manufacturero con Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia. Y, de igual forma, nos reunimos con Germán Efromovich, presidente de la Junta de Directores de Avianca Holdings, y su accionista mayoritario, con el fin de estudiar la posibilidad de aumentar el número de vuelos de Avianca que salen de Puerto Rico, así como la cantidad de destinos a los cuales se dirigen.

Nuestro viaje a Bogotá, Colombia, fue, al igual que la ardua lección de superación que ese país le ha dado al mundo en los últimos 20 años, evidencia de que a través de la planificación y la cooperación pueden lograrse grandes cosas, que redunden en gran beneficio para Puerto Rico.

Otras columnas de Luis G. Rivera Marín

miércoles, 12 de septiembre de 2018

El alma humanitaria boricua

El secretario de Estado, Luis Rivera Marín, rememora la misión humanitarian “Operation Safe Haven”, en la que Puerto Rico brindó ayuda a residentes de varias islas caribeñas que lo perdieron todo tras el impacto del huracán Irma

💬Ver 0 comentarios